| 5/17/2013 12:00:00 AM

En competitividad hay mucha tela por cortar

El contrabando y la subfacturación, entre otras prácticas comerciales que se presentan en Colombia, y que llegaría al 75%, representan una gran desventaja para toda la cadena.

El Instituto para la Exportación y la Moda – Inexmoda –, confirma la importancia de los logros obtenidos hasta el momento para el Sistema Moda del país con las decisiones adoptadas a partir del decreto de aranceles sobre importaciones de confecciones y calzado.

El ambiente de reactivación en las empresas confeccionistas de Colombia, una creciente demanda interna de prendas de producción nacional y la apuesta de grandes marcas a colocar en el país parte de su producción, que anteriormente se realizaba principalmente en países orientales, derivados en sólo dos meses a partir del único decreto puesto en marcha desde la apertura económica (074 del 1 de marzo de 2013), es de gran interés para el Instituto para la Exportación y la Moda – Inexmoda – en su propósito de agregar valor y competitividad al Sistema Moda.

Sin embargo, la subfacturación, traducida en el contrabando técnico aún presente en las prácticas comerciales actuales de importación, donde se evaden aranceles y el precio de la materia prima, entre otros aspectos, es quizá la falencia mejor abordada a partir del decreto mencionado.

El contrabando y la subfacturación, entre otras prácticas comerciales que se presentan en el sector actualmente en Colombia, y que llegaría al 75%, representan una gran desventaja para toda la cadena.

En todo caso, como consecuencia, y derivado de los capítulos arancelarios para confecciones y calzado, las empresas locales han realizado inversiones en su estructura, haciendo la industria nacional mucho más demandable en términos de producción por parte de los industriales, y de consumo por parte de los comercializadores.

“El espíritu optimista de los industriales colombianos a partir de la puesta en marcha del Decreto 074 no puede desaparecer, más aún cuando sus consecuencias son evidentes y medibles en sólo dos meses. Es así, como de acuerdo con el último informe de los Observadores Aduaneros, desde hace varios años y por primera vez, en abril de 2013 desaparecieron las importaciones de confección a precios minúsculos, lo cual reafirma la necesidad de la lucha frontal contra el contrabando.”, aseguró Carlos Eduardo Botero Hoyos, Presidente Ejecutivo de Inexmoda.

Si las medidas adoptadas han tenido consecuencias positivas para el sector, en sólo dos meses, es necesario profundizar en otros aspectos que también deterioran su competitividad: infraestructura para la transportabilidad de las confecciones a lo largo y ancho del país, trámites en  puertos y aduanas, tasa de cambio, entre otros.

El contrabando técnico, si bien representa uno de los mayores problemas del sector, no es el único, pero es evidente que con las medidas adoptadas a partir del Decreto 074, nuestros industriales han obtenido beneficios tangibles y se empieza a sentir un clima de confianza que dinamiza la cadena, y beneficia la industria y la economía nacional.”, agregó Carlos Eduardo Botero Hoyos, Presidente Ejecutivo de Inexmoda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?