Revista Dinero

Rodrigo Lara, presidente de Asomóvil.

| 2/19/2013 10:40:00 AM

En las autopistas de la información también hay baches

El desempeño de la infraestructura de telecomunicaciones en Colombia se ve amenazado por reglamentaciones locales sin sustento técnico, más de 49 municipios presentan dificultades.

Las restricciones que se presentan para el despliegue de infraestructura en Colombia debido a la aprobación de normas municipales relacionadas con el ordenamiento del territorio plasmadas en el POT,  han limitado en gran medida el desarrollo de la infraestructura de antenas de telefonía móvil  a lo largo del territorio nacional, generando no sólo retraso tecnológico, sino la afectación de la calidad de servicio.

Así lo describe el presidente de Asomóvil, Rodrigo Lara, quien expone que los proyectos de expansión y digitalización de redes que adelanta la industria con el fin de brindar mejor calidad y cobertura de servicio a los colombianos como la implementación de la tecnologías 4G, se verán afectadas por los planteamientos de los Planes de Ordenamiento Territorial (POT), mecanismos locales dirigidos específicamente al crecimiento de las ciudades, que  buscan velar por la salud, el urbanismo y la comunidad pero que en realidad se están convirtiendo en obstáculos para su desarrollo.

Las barreras para el despliegue de infraestructura están en grandes localidades del país. En Montería se plantea la reubicación de las estaciones bases instaladas dentro de la ciudad, justo donde se encuentran la mayor cantidad de los usuarios, es decir que el 70% de la población quedaría sin cubrimiento debido al alcance limitado de las antenas de telefonía móvil.

En el caso de Barranquilla, donde se imponen licencias ambientales para zonas que no son de protección ambiental, distancias de mínimo 800 metros entre las antenas, y predios con áreas mínimas de 600 m2, cuando el predio o lote necesario para una antena de 40 metros son lotes de alrededor de 81 m2, desconociendo el funcionamiento de este servicio público.

En este sentido, Lara explica que los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) van en contra de los objetivos planteados en el  Plan Nacional de Desarrollo, que se fundamentan en triplicar el número de municipios conectados por la autopista de la información y dar acceso permanente a internet al 50% de las Mipymes, el 50% de los hogares, para llegar a 8.8 millones de conexiones, incluyendo las regiones más apartadas y de difícil acceso. El 88.3% de los usurarios de telefonía móvil pertenecen a los estratos socioeconómicos menos favorecidos 1, 2, y 3.

El Artículo 55 del Plan Nacional de Desarrollo reza que las entidades del Estado a nivel nacional, departamental, distrital y municipal deben “promover el goce efectivo del derecho de las personas a la comunicación a través de Tecnologías de la Información  y las Comunicaciones y se abstendrá de establecer barreras, prohibiciones y restricciones que impidan directamente el acceso de las personas a dichas tecnologías.  

Las entidades territoriales gozan de autonomía para la gestión de sus intereses y dentro de los límites de la constitución y la ley, sin embargo, para el presidente de Asomóvil las trabas puestas en las hojas de ruta locales afectan la calidad del servicio móvil, no permiten que los operadores cumplan con los índices de calidad establecidos y promueven el retraso tecnológico, el acceso a nuevas tecnologías y por lo tanto el desarrollo educativo, laboral y económico.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×