| 10/14/2015 5:00:00 AM

Ciudadanos optan por compartir el carro para ahorrar costos de viaje y contribuir con la movilidad

La tecnología se ha convertido en una de las principales aliadas de la movilidad en las ciudades de Colombia, un país en donde se empieza a popularizar el uso compartido del carro o ‘carpooling’ para ahorrar los costos de viaje, disminuir los tiempos del recorrido y conocer gente.

Distintas empresas tecnológicas han desarrollado aplicaciones móviles para conectar a los propietarios de los vehículos con los pasajeros que se dirigen al mismo destino. El propósito de fondo es liberar las calles del angustiante tráfico  y contrarrestar el impacto del dióxido de carbono (CO2) en el medio ambiente.

Tripda, fundada en mayo del año pasado en Sao Paulo (Brasil), es una de estas plataformas que han internacionalizado el modelo de la economía colaborativa. En la actualidad, esta ‘app’ para iOS y Android ha logrado seducir a unos 30.000 usuarios en 13 países del mundo. 

Esta firma llegó hace poco menos de un año a Colombia y ya registró 28.000 usuarios, de los cuales el 63% son hombres y el 37% son mujeres. En total, ha realizado 17.000 viajes en distintas zonas del país, aunque los recorridos más populares son Villavicencio, Girardot e Ibagué. 

“Queremos crear una Colombia más humana, incluyente y colaborativa, e invitar a personas, empresas y universidades a que sean parte de nuestra comunidad”, explicó en una entrevista concedida a Dinero el vicepresidente de Tripda para América Latina, Camilo Sarasti.

El directivo sostuvo que en la actualidad la compañía no está monetizando, ya que la prioridad es que las personas se familiaricen con esta modalidad de viaje que se popularizó en Estados Unidos en la década de los 60 gracias al ideal del movimiento hippie de explorar “un mundo sin fronteras”.

Camilo Sarasti afirmó que el carpooling se ha consolidado fuertemente en Europa debido a “los altos costos de los pasajes de tren y la limitada cobertura” que han provocado que “viajar en carro compartido sea una gran alternativa en distancias promedio de 100 a 350 kilómetros”.

Sobre el tema de la seguridad, el ejecutivo sostuvo que hoy es mucho más confiable viajar en carro compartido que hace unos años, pues gracias a las nuevas tecnologías es posible conocer la reputación digital tanto de los pasajeros como de los conductores. 

Es  por ello que los usuarios que quieran comenzar a usar este tipo de herramientas, en la mayoría de los casos, deben registrar un correo institucional (bien sea el del trabajo o de la universidad), así como asociar su perfil de Facebook, LinkedIn, entre otras. 
  
Estas medidas de seguridad también han sido aplicadas por Fuímonos, una plataforma colombiana que impulsó la iniciativa de compartir el carro al interior de empresas e instituciones privadas de la capital del país.   
Con esta solución tecnológica los usuarios también tienen la opción de acordar el monto que cada pasajero debe pagar por el trayecto (si así lo decide el conductor), y conocer con anticipación los detalles de la ruta. 

Tripda y Fuímonos son solo dos de las herramientas tecnológicas que le hacen frente al bajo nivel de ocupación promedio de los vehículos en Colombia, que se calcula en 1,6 pasajeros por auto. 

Este porcentaje resulta más preocupante si se tiene en cuenta que el porcentaje de autos nuevos aumenta mientras que las ciudades principales colapsan en términos de infraestructura vial (en el 2014 se vendieron unos 329.000 carros nuevos en el país).

¿Las ‘apps’ de carpooling podrían ser reguladas?

Los responsables de estas aplicaciones móviles para compartir el carro quieren dejar claro ante el Ministerio de Transporte que los conductores que utilizan estas herramientas "no lo hacen por negocio o para lucrarse" sino por economía, según lo explicó Camilo Sarasti. 

El directivo sostuvo que estas ‘apps’ son el puente de comunicación entre las personas que quieren viajar gastando menos dinero del que habitualmente destinan en el servicio público, ya que el ahorro respecto al pago de un pasaje de un bus intermunicipal es de hasta el 75%.

Hasta el momento el Ministerio está evaluando la forma de regular Uber, nosotros (plataformas de carpooling) seguiríamos en la próxima discusión”, pronosticó Sarasti. 

Tripda sostuvo en un documento oficial que ‘el carpooling es legal en Colombia’, pues se encuentra justificado según ellos en el artículo 333 de la Constitución Política de Colombia sobre la libertad económica y de iniciativa. La compañía “no posee una flota de vehículos ni pretende reemplazar el servicio de transporte público prestado por empresas habilitadas para el efecto”, aclara.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?