| 12/12/2012 6:39:00 AM

El viacrucis de la Cámara de Comercio de Barranquilla

La Supersociedades suspendió la afiliación de 1.476 sociedades por acciones simplificadas inscritas en la Cámara de Comercio de Barranquilla, en medio de una larga cadena de irregularidades.

El lío de la Cámara de Comercio de Barranquilla, prácticamente se resume en que, con la creación de numerosas empresas de papel, se favorecieron los intereses de ciertos individuos para hacer parte de la Junta Directiva de esta entidad.

Es por eso que la Superintendencia de Sociedades resolvió suspender la afiliación de 1.476 sociedades inscritas en la Cámara de Comercio de Barranquilla, mediante el Auto 801-017366 del 10 de diciembre de 2012.

Según la demanda radicada el 29 de noviembre ante la Superintendencia de Sociedades, durante el primer semestre de 2012 se presentó un incremento sustancial y atípico en el registro de nuevas sociedades ante la Cámara de Comercio de Barranquilla, las cuales crecieron entre enero y marzo de 2012 un 116% con respecto al año anterior.

La demanda señala además que la constitución de estas 1.476 sociedades sirvió para que 72 personas naturales emitieran más votos de los que por ley les corresponderían en las elecciones de Junta Directiva del 5 de julio de 2012.

Durante una investigación administrativa adelantada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) se encontró que un amplio número de las sociedades investigadas se había constituido con un capital suscrito y pagado de $1 millón.

Adicionalmente, la Superintendencia de Industria y Comercio evidenció homogeneidad en el número de empleados de las sociedades demandadas a tal punto que según la información contenida en el expediente, un alto porcentaje de las compañías constituidas durante el primer trimestre de 2012 cuenta, apenas, con un solo empleado.

La información registrada en el proceso muestra además que las sociedades demandadas concentraron, en conjunto, el 36% de la totalidad de los votos posibles para elegir miembros de la junta directiva de la Cámara de Comercio.

En consecuencia, con este auto la Superintendencia de Sociedades le ordena a la Cámara de Comercio de Barranquilla remover a las sociedades demandadas de la lista de comerciantes habilitados para votar en las elecciones de la junta directiva.

Esta decisión también difiere de manera provisional el nombramiento de los miembros de la junta directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla elegidos el 5 de julio de 2012.

En consecuencia, se le ordena a la Cámara de Comercio de Barranquilla que suspenda de manera inmediata los nombramientos de los miembros de la junta directiva elegidos el 5 de julio de 2012 y, en caso de ser necesario, se abstenga de posesionarlos hasta tanto se cumpla el curso del proceso judicial ante la Superintendencia de Sociedades.

Como el cangrejo...

El juez 22 Civil Municipal de Barranquilla, Abelardo Andrade Meriño, decretó medidas cautelares que ordenaron la suspensión de los actos administrativos expedidos por la Superintendencia de Industria y Comercio, en virtud de los cuales se anuló el proceso electoral de los miembros de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla, se ordenó la depuración del censo y la realización de nuevos comicios para el 20 de diciembre de 2012.

Ante esta decisión judicial, la SIC anunció la presentación de los recursos y peticiones de nulidad pertinentes en contra de las actuaciones del juez por considerar que esa decisión es abiertamente ilegal.

La SIC considera que un juez de rango municipal no puede conocer de tutelas contra una entidad del orden nacional descentralizada por servicios como la Superintendencia de Industria y Comercio, porque dicha competencia la ostenta solamente un juez de rango de circuito.

Adicionalmente, cree que el juez al parecer cometió los delitos de prevaricato, fraude procesal y falsedad en documento público. También presentará una denuncia disciplinaria.

Renuncia de miembros

Los cuatro miembros del Gobierno Nacional en la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla, renunciaron. De igual forma, procedieron los ocho miembros de la Junta Directiva Provisional que estaba encargada de llevar adelante el nuevo proceso electoral del 20 de diciembre de 2012.

Según la SIC, de los 5.806 afiliados a la Cámara Comercio de Barranquilla, solamente 2.166 afiliados cumplen los requisitos para detentar dicha condición, y por ende 3.640 fueron desafiliados por no cumplir los requisitos establecidos en la ley y los estatutos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?