Dinero.com Revista Dinero

Dennis Jönsson, CEO de Tetra Pak.

| 6/12/2013 5:00:00 AM

El sabor le asegura el negocio a Tetra Pak

La leche saborizada va camino a convertirse en uno de los motores de crecimiento de la industria láctea y, como consecuencia, de la industria de envases.

Para los consumidores que no están dispuestos a ceder en cuanto al sabor, la salud o la conveniencia, la leche saborizada está demostrando que es una alternativa cada vez más popular a las demás bebidas.


Así lo afirma el presidente y CEO del Grupo Tetra Pak, Dennis Jönsson, quien agrega que, aunque el consumo mundial sigue siendo bajo en relación con el de la leche blanca, las gaseosas y las bebidas de jugo de frutas sin gas, la demanda de leche con sabores ha despegado fuertemente.

Tanto así, que se prevé que entre 2012 y 2015, este producto, el segundo lácteo líquido de mayor consumo después de la leche blanca, alcance una tasa de crecimiento anual de al menos el doble que el de la leche blanca y de más del triple que el de las gaseosas.

“La creciente demanda de leche saborizada refleja el cambio de preferencias de los consumidores. Mientras que  tradicionalmente quienes consumían esta leche eran los niños que disfrutan de su sabor, Tetra Pak ha identificado oportunidades para ampliar y profundizar significativamente el atractivo de este producto”, dice Jönsson.

Según una investigación de Tetra Pak, se espera que el consumo de leche blanca aumente de alrededor de 208.500 millones de litros en 2012, a 219.500 millones de litros para 2015. También prevé que el consumo de productos lácteos líquidos aumente de 280.300 millones de litros en 2012, a 301.300 millones de litros para 2015.

De igual manera, se espera que el consumo de leche saborizada aumente un 13% a nivel mundial entre 2012 y 2015, creciendo de 17.000 millones de litros, a 19.200 millones de litros. Este incremento será impulsado por los países en desarrollo, liderados por China, India, Indonesia y Brasil.
 
"Vemos una gran oportunidad de ampliar y profundizar el atractivo de la leche saborizada a través de los distintos segmentos de consumidores para aumentar las ocasiones de consumo y aprovechar el perfil saludable de la leche saborizada," dijo Dennis Jönsson. "La leche saborizada es sumamente versátil y adaptable a los diferentes paladares y a las distintas culturas y generaciones”.

¿Dónde está el negocio?

Esa tendencia se traduce en un aumento de la demanda del producto larga vida, lista para beber en envases individuales, especialmente de 200 ml y menos.

En ese sentido, Tetra Pak argumenta que los envases de cartón para la leche saborizada representaron en 2012 el 46%, un alza de 41% desde 2009. 

Esta tendencia es mayor aún en la leche saborizada lista para beber. En 2009, los envases de cartón representaron el 57% y una investigación de Tetra Pak demuestra que para 2012, esta cifra había aumentado a 62%.

Tetra Pak prevé que los envases individuales, que en 2009 representaron el 78% del consumo de leche saborizada lista para beber, en 2015 aumentarán a 81%. 

En 2009, la leche saborizada larga vida lista para beber representó el 39% del consumo mundial de leche saborizada en comparación con el 32% de la leche saborizada refrigerada. Para 2015, se espera que la cuota de la leche larga vida lista para beber aumente a 49%, y que la leche refrigerada caiga a 27%. Al mismo tiempo, la leche saborizada en polvo caerá de una cuota de mercado de 27% en 2009 a 23% en 2015, según Tetra Pak.

Este aumento de la cuota de la leche saborizada larga vida lista para beber será impulsado casi en su totalidad por Asia y América Latina. De hecho, el 92% del crecimiento del consumo en 2012 provino de China, del Sur y el Sudeste de Asia y de América Latina. Según una investigación de Tetra Pak, se espera que la leche saborizada larga vida lista para beber, que tiene una mayor cuota en los países en desarrollo, continúe aumentando su cuota entre la leche saborizada refrigerada y en polvo. 

Tradicionalmente, los países en desarrollo han favorecido la leche larga vida, mientras que muchos países desarrollados prefieren la leche refrigerada. Eso se debe, en gran parte, a que la leche refrigerada requiere redes de transporte eficientes y refrigeración, que no siempre están disponibles en los países en desarrollo. La leche larga vida, por otra parte, ofrece a las industrias lácteas y a los consumidores la conveniencia de una larga vida sin necesidad de refrigeración.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×