| 3/6/2014 7:40:00 AM

La resurrección de El Pomar

La empresa del sector lácteo salió de la Ley 550 en el 2010 y ahora tiene el objetivo de consolidar su mercado en Bogotá e iniciar su expansión a nivel nacional.

Lácteos El Pomar, una empresa que tenía gran porcentaje del mercado de la capital y los municipios aledaños en la década de los ochenta y noventa, se acogió a la Ley 550 -reestructuración financiera- en el 2003, de la cual pudo salir hasta siete años después.

Para los expertos, la crisis de la compañía obedeció a que se demoraron en tomar decisiones frente a la innovación en su portafolio de productos, quizás porque  el buen desempeño en las ventas tenía tranquilos a sus directivos, quienes no se preocuparon por entender qué más esperaba el consumidor.

Sin embargo, la empresa emprendió un nuevo despertar, para lo cual inició un proceso de transformación en aspectos como la imagen de la marca, los productos, los empaques, además del fortalecimiento de su estrategia de mercadeo.

Así lo describe el gerente de Lácteos El Pomar, Nelson Molano Cardona, quien dice que ha tenido que intervenir en los procesos productivos para mejorar la eficiencia y productividad que le permitan, de igual manera, ganar mayor competitividad.

Aunque expone que el aspecto más importante en el que ha trabajado es el comercial, porque “pueden tener un súper-proceso, una súper-productividad, pero si al final nadie compra, pues no se gana la pelea”.

Ahora la estrategia de la compañía es crecer en mercados propios, llegar de nuevo a las tiendas de barrio, canal del cual se había retirado, “ya llegamos a 11.000 pero la meta es alcanzar las 32.000 a final de año”, prevé el directivo.

En ese mismo sentido, explica que no tienen presencia en cadenas de almacenes pero ya trabajan en ello. Este año harán dos lanzamientos de productos que ayudarán en ese objetivo.

El año pasado El Pomar creció 17%, con ingresos de $42.000 millones y utilidades de $1.300 millones, con un Ebitda acorde con el sector. Este año la proyección es terminar con un 23% de crecimiento.

Sin embargo, Molano dice que el sector lácteo no es de grandes utilidades sino un sector de volúmenes, porque se trata de un producto de consumo masivo donde el precio termina siendo una variable importante para el consumidor.

Para continuar con la estrategia de recuperación de la empresa, el año pasado doblaron la capacidad de la planta con inversión en maquinaria e infraestructura.

Actualmente, la organización cuenta con más de 200 empleados directos y 100 indirectos, además, compra la leche a más de 150 ganaderos de las regiones de Boyacá y Cundinamarca. Con ello, la empresa productora de lácteos cubre el 2% del mercado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?