| 3/13/2013 5:00:00 PM

El papel sigue vigente

La práctica de recibir documentos bancarios y realizar este tipo de transacciones en línea, es todavía una práctica poco utilizada en el País.

Un estudio nacional realizado por Ipsos Napoleón Franco en 5 ciudades, evidenció que a pesar de la creciente fuerza que ha tomado Internet en la masificación de correos electrónicos y la interactividad con los procesos financieros del hogar, el 68% de las personas en Colombia indican que el papel les genera más confianza, satisfacción, seguridad y efectividad que los documentos digitales.

“El Sector Gráfico Formal Colombiano, viene trabajando en la construcción y consolidación de las políticas de sostenibilidad de la industria, conscientes del compromiso que tenemos como gremio de generar productos ambientalmente responsables, hemos involucrado en los procesos, insumos renovables en su totalidad, tanto de papel como de tintas, además desde hace algunos años se han venido realizando trabajos genéticos en los bosques de donde se sacan las materias primas, lo cual  ha logrado aumentar la productividad en un gran porcentaje”, afirmó María Alexandra Grueso, presidente Ejecutiva de Andigraf.

Agregó que “a lo largo de toda la industria se hacen grandes esfuerzos para reutilizar productos, como es el caso del cartón, en cuya fabricación se incluye en un 30% material reciclado”.

El estudio presentado es una base concreta que respalda la importancia de los planes de sostenibilidad en los que Andigraf viene trabajando como lo demuestran las cifras, pues en relación con los tipos de documentos, el 87% de los Colombianos prefiere que los documentos legales sean en papel.

Así mismo, el 80% prefieren que los títulos de valor sean en papel, el 75% prefieren que los libros sean en físico, el 75% prefieren que las facturas sean en papel, el 72% prefieren que los periódicos sean en papel, el 62% prefieren que los extractos bancarios sean en papel y el 50% indican que prefieren que otro tipo de información sea electrónica.

El 59% de las encuestas, se realizaron en Bogotá, 17% en Medellín, 15% en Cali, otro 5 % en Barranquilla y un 4% en Bucaramanga.

El estudio encontró que las personas aún prefieren el uso del papel, a pesar de que haya mayor facilidad en la migración de documentos al recibirlos de forma electrónica.

Según los colombianos, esto se debe a que el papel permite mayor facilidad para realizar quejas o reclamos, hay mayor satisfacción con la evidencia de pago y veracidad en las facturas, existe una tendencia de recordación cuando llega la factura a la casa y las personas pueden encontrar información más detallada y segura.

Esta investigación deja como resultado que la utilización de las fortalezas y preferencias del papel unido  con la interactividad de los documentos digitales generan mayores fortalezas en la seguridad del entorno que los colombianos se encuentran a diario, permitiendo prácticas confiables y una mayor efectividad en los procesos documentales y de trámite que se realizan.

Es por esto que desde la Industria Grafica Formal, se han establecido planes de mejoramiento en el tema ambiental, con metas puntuales con las empresas, para garantizar el  cumplimiento del marco normativo,  teniendo en cuenta las preferencias de los Colombianos y siendo consientes de la responsabilidad que como gremio se tiene sobre el buen manejo de estos residuos.

Hay que tener en cuenta, que la práctica de recibir documentos bancarios y realizar este tipo de transacciones en línea, es todavía una práctica poco utilizada en el País, por lo que a la pregunta si en el último año había  recibido de manera electrónica algún extracto o factura, el 20% respondió sí y el  80% no. De los que dijeron sí, el 73% afirmó haber sido un acuerdo compartido y el 27% dijo ser sin consentimiento.

Además, el 78% afirmó sentir mayor seguridad con los documentos en papel, debido a que creen, se puede evitar filtraciones electrónicas, perdidas de información por consecuencia de hackers, virus o problemas en la red y menor probabilidad de alteración.

Sin embargo, el otro 22% brinda confiablidad a los documentos electrónicos, porque aseguran mayor privacidad al ser manejado con una clave, se pueden guardar y conservar los registros y la probabilidad de cuidar el planeta es mayor. Sumado a esto, quienes reciben los extractos electrónicos se sienten satisfechos principalmente porque economiza papel y es de fácil consulta, aunque a veces les insatisface tener que estar pendiente del correo porque no se sabe cuando llega la factura.

Teniendo en cuenta la ineludible importancia del papel en los procesos económicos, sociales, políticos y ambientales, también se hizo necesario investigar la formación de la cultura colombiana en la adaptación al uso racional de este recurso. Por esta razón, al preguntarles lo que hacían con el papel después de leerlo o utilizarlo, el 9% respondió que lo recicla, el 7% lo destruye y el 84% lo archiva.

Esta investigación deja como resultado que la utilización de las fortalezas y preferencias del papel unido  con la interactividad de los documentos digitales generan mayores fortalezas en la seguridad del entorno que los colombianos se encuentran a diario, permitiendo prácticas confiables y una mayor efectividad en los procesos documentales y de trámite que se realizan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?