| 1/30/2013 7:45:00 AM

El modelo de negocio donde todos ganan

Las grandes empresas industriales en Brasil, Argentina, Chile, Perú y Colombia, venden sus activos en desuso y los compradores adquieren activos usados que pueden repotenciar o reutilizar en sus negocios.

Superbid, empresa que se dedica a la recuperación de capital para grandes empresas por medio de la venta de sus activos en desuso, ha logrado conformar un modelo de negocio donde todos ganan: las empresas desocupan espacios de almacenaje y reciben ingresos de los bienes que no usan (inmuebles, muebles, vehículos, maquinaria, chatarra, excedentes, etc) y los compradores, los adquieren a precios de oportunidad.

La dirección de la empresa dice que el objetivo es asesorar a las empresas a nivel técnico y comercial, para la gestión de venta de sus activos por medio de un mecanismo de subasta, en una plataforma tecnológica privada, con el fin de garantizar la obtención del mayor valor posible en cada activo ofrecido.

Y por otro lado, de manera simultánea y como consecuencia al proceso con las empresas vendedoras, ayuda a personas naturales o empresas pequeñas y medianas a adquirir dichos activos, que son de marcas reconocidas, excelente procedencia y generalmente están muy bien mantenidos, pues las grandes empresas son muy cuidadosas de sus procesos técnicos y del manejo de su maquinaría.

Es así como el ritmo habitual de ventas de Superbid, según el vocero de la compañía, siempre es mas fuerte de septiembre a diciembre, pues las empresas dedican mucho de su esfuerzo a cerrar el año con mas ingresos y menos gastos y es ahí donde Superbid se vuelve un aliado fundamental.

Recuerda la compañía que a septiembre de 2011 realizó ventas efectivas por $4.327.307.972, pero a corte de año el valor final fue de $6.488.383.174. Así mismo, a octubre de 2012 registraron ventas efectivas por $5.559.193.950.

Hasta hoy han realizado más de un centenar de subastas. Solamente para 2013 prevé la organización de 80 subastas.

A nivel de compradores, el reto de la empresa es consolidar un mercado comprador. “La meta principal es que el canal de compra/venta en subasta, se vuelva parte del diario vivir de todos los Colombianos, donde podamos adquirir maquinaria especializada, insumos y equipos, para los casos de los empresarios, y bienes de consumo masivo como carros, motos, camiones, inmuebles, etc. donde todas las personas tengan en como una de sus más fuertes opciones el comprar en subastas, y específicamente en Superbid, por practicidad, transparencia y precios de oportunidad”.

La oficina en Chicago, con el joint venture Hilcobid, atiende empresas y compradores en cualquier lugar del mundo, y la plataforma tecnológica propia es la única que permite participar en subastas presenciales y virtuales de manera simultánea, de forma que pueden ofertar desde el auditorio, o vía online en la comodidad de la oficina, desde cualquier lugar del país y el mundo.

En Colombia, la ventaja del sistema Superbid, según la dirección de la compañía, es que vende activos de todas las clases y de cualquier ramo industrial. La variabilidad de activos está sujeta a lo que las empresas van rotando y sacando de sus bodegas.

En este año de operación dos de las empresas que más activamente movilizaron sus activos en desuso fueron Parmalat y Alpina, por lo que los activos más vendidos fueron relacionados con industria de lácteos (tanques, silos, equipos de acero inoxidable, empacadoras, envasadoras, etc).

Sin embargo, a un nivel más general, se puede decir que el activo más común en las subastas de todas las empresas, han sido los motores eléctricos y chatarras variadas.

Para dar una idea del ahorro que se puede realizar al adquirir los activos en subasta, el vocero explica que se puede tomar como ejemplo los motores eléctricos. “Si el motor está en condiciones de reparación, posiblemente alcance un valor de venta de un 30% sobre lo que costaría un motor nuevo. Aún con los costos de reparación, sigue manteniendo un margen de 50% sobre la inversión de un motor nuevo”.

En general todos los activos permanecen siempre bajo el 70% u 80% debajo de su valor comercial.

En el país se evidencia cómo las empresas que ya están familiarizadas con el sistema, se involucran de manera más ágil y mecánica en el proceso, como en el caso de Acerías Paz del Río. Ellos hacen parte del grupo Votorantim, que es un aliado de Superbid a nivel mundial, razón por la cual en Colombia, han sido los que más cantidad de subastas realizaron con un total a octubre de 2012 de 9 subastas.

Otro cliente recurrente de Superbid ha sido Cementos Argos, quien realizó 10 subastas de sus regionales más el desmonte del Proyecto Columbus, al cual le dedicaron dos subastas de manera exclusiva, llegando así a un total de 12 subastas para ésta empresa.

Entre otros casos de éxito hay que tener en cuenta las 5 subastas realizadas para el Acueducto de Bogotá, resaltando especialmente una de ellas, donde lograron incrementar la venta histórica de sus medidores, en un 51% gracias a la competencia de ofertas obtenida entre los participantes.

Además, Superbid cuenta con el voto de confianza de, entre otros, clientes como British American Tobacco Colombia, para quienes ya han gestionado 5 subastas, Alpina con 5 subastas de activos y 1 de inmuebles, Parmalat, con 2 de activos y 2 de inmuebles.

En el apoyo a procesos de cierre, también acompañaron a Cemex en el desmontaje de las antiguas plantas de Cementos Diamante, la venta de activos de liquidación de Aluminios Reynolds, y el cierre de una de las más tradicionales empresas de Colombia, Fundición Escobar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?