| 6/22/2015 5:00:00 AM

El escándalo de Petrobras y Odebrecht

Los presidentes de dos de las mayores empresas constructoras de América Latina, las brasileñas Odebrecht y Andrade Gutierrez, fueron arrestados este viernes por presuntos actos de corrupción vinculados a la petrolera estatal Petrobras.

Marcelo Odebrecht, cuya empresa es considerada la principal constructora de la región, había sido señalado por delatores que colaboran con la justicia como un miembro del cartel de constructoras que operó en Petrobras.

Además de Odebrecht y Otávio Azevedo, presidente de Andrade Gutierrez, la policía detuvo por mandato judicial a otros ejecutivos de ambas empresas, que han realizado obras a lo largo y ancho de Latinoamérica.

Los arrestos son parte de una nueva fase de las investigaciones de sobornos multimillonarios a directores de Petrobras y políticos, incluidos miembros del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), a cambio de contratos con la petrolera.

Los fiscales informaron que uno de los elementos determinantes para las nuevas prisiones fueron depósitos realizados en cuentas en el exterior para personas involucradas en el caso.

Arrestos "innecesarios"


La constructora Odebrecht había negado participar en esquemas ilícitos y en un comunicado calificó como “innecesarios” los mandatos de arrestos a sus ejecutivos porque están a disposición para colaborar con las investigaciones.

Andrade Gutierrez, por su lado, indicó que colabora con las investigaciones y que “no tuvo relación alguna con los hechos investigados” por la justicia.

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, encabezaba el consejo de administración de Petrobras cuando ocurrieron algunos de los hechos ahora indagados, pero ha dicho que se enteró de los mismos cuando salieron a la luz pública y apoya la acción de la justicia.

Ningún testimonio o acusación ha surgido contra la propia Rousseff por este caso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?