| 12/26/2013 8:00:00 AM

Batista anuncia acuerdo para superar quiebra

La empresa Oleo e Gas Participacoes (OGP) anunció un acuerdo con sus acreedores internacionales que puede ayudarle a salir de la bancarrota.

La empresa informó en un comunicado de que llegó a un acuerdo con la mayoría de los propietarios de títulos emitidos en el exterior por valor de 3.800 millones de dólares para convertir esos papeles en acciones de la petrolera.

Los nuevos accionistas harán un aporte de capital de entre 200 y 250 millones de dólares que le permitirá a la empresa pagar las deudas ya vencidas y las de corto plazo, según el comunicado divulgado por OGP.

La empresa, la mayor petrolera privada de Brasil y que en octubre se acogió a la ley de recuperación judicial (bancarrota) para poder negociar directamente con sus acreedores, garantizaría así una recapitalización y la eliminación de la deuda por un total de 5.800 millones de dólares que provocó su quiebra.

Ello debido a que el acuerdo no sólo eliminará los títulos de 3.800 millones de dólares, sino también 1.500 millones de dólares en concepto de indemnización por el incumplimiento del contrato y 500 millones de dólares de pagos a otros abastecedores.

"La implementación del Plan de Recuperación Judicial permitirá la superación de la actual crisis financiera de la compañía, garantizará la continuidad de sus actividades, con total atención de sus objetivos y función social", agregó la nota.

En caso de que el acuerdo sea aceptado por todas las partes, los actuales propietarios de la deuda por 5.800 millones de dólares convertirán sus derechos en una participación del 90 % de la petrolera reestructurada.

De este modo, la participación de los actuales accionistas, incluyendo a Batista, hasta ahora controlador de la compañía, será diluida hasta el 10 % de la empresa.

El acuerdo de recuperación judicial también prevé que la empresa negocie un préstamo de entre 10 y 50 millones de dólares de cortísimo plazo para poder costear la continuidad de sus operaciones y preservar sus principales activos hasta recibir la financiación de los nuevos accionistas.

La compañía anunció el pasado 30 de octubre su acogida a la ley de protección por quiebras debido a sus graves problemas financieros, para iniciar así un proceso de concurso de acreedores.

OGX, la empresa más emblemática de Eike Batista, fue creada en 2007 cuando el entonces séptimo hombre más rico del mundo ganó los derechos para explorar 21 áreas petroleras en Brasil.

La empresa abrió su capital en junio de 2008 en una operación que le permitió recaudar 6.700 millones de reales (unos 3.045 millones de dólares) para financiar sus planes de extracción de petróleo en el Atlántico.

Los problemas financieros surgieron el año pasado, cuando la compañía admitió que la producción prevista para el hasta entonces prometedor yacimiento de Tiburón Azul sería muy inferior a la calculada debido a dificultades técnicas para extraer el petróleo.

Otra de las empresas del conglomerado dirigido por Batista, la compañía de construcción naval OSX, también anunció a principios de noviembre su acogida a la ley de protección contra las quiebras.

EFE.D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?