| 2/21/2014 4:28:00 PM

EEB defiende su interés en Isagén

La Empresa de Energía de Bogotá (EEB) radicó un recurso de reposición contra la decisión del Superintendente de Industria y Comercio Ad-hoc, Luis Guillermo Vélez.

La medida del organismo de control, de la cual se defiende EEB, condicionó la participación de la compañía, matriz del Grupo Energía de Bogotá, en la puja por Isagen.

Para las directivas de la empresa, los condicionamientos son obligaciones exorbitantes y sin precedentes que aplican inclusive si la posición a la que aspirara EEB en Isagen fuera minoritaria.

“Es claro para EEB que los argumentos jurídicos, los estudios económicos y los cálculos en que se basó el Superintendente Ad-hoc son desafortunados y muestran un desconocimiento básico del mercado de energía y de la regulación de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg)”, recalca la empresa en un comunicado.

Señala además que la nueva posición conceptual que sobre control negativo y veto que valientemente implementa el Superintendente Ad-hoc, además de ser novedosa y sorpresiva, se basó en interpretaciones foráneas no aplicables al contexto colombiano que ponen en riesgo el mercado energético del país a futuro, al igual que la realización de inversiones, adquisiciones e integraciones en cualquier sector de la economía colombiana.

El pasado seis de febrero,
el Superintendente de Industria y Comercio Ad Hoc, Luis Guillermo Vélez Cabrera, autorizó la eventual integración empresarial entre la Empresa de Energía de Bogotá S.A. E.S.P. (EEB) e Isagen S.A. E.S.P., previo el cumplimiento de una serie de condiciones mínimas.

Las condiciones establecidas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) incluyen la desinversión de activos y la eliminación de vínculos estructurales de la EEB con compañías que participan en el mercado de energía eléctrica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?