Dinero.com Revista Dinero

En las operaciones portuarias de Drummond en Ciénaga desde 1995, la compañía no ha tenido accidentes de consideración.

| 2/15/2013 3:00:00 PM

Drummond: ¡Por mi culpa, por mi gran culpa!

Drummond dio a conocer los resultados de una investigación interna que ha realizado sobre los eventos que ocurrieron en sus instalaciones portuarias en Ciénaga los días 12 y 13 de enero. En el comunicado la empresa acepta su responsabilidad.

Según la compañía la investigación incluyó una revisión de todos los detalles pertinentes del accidente y encontró que la mayoría de los recientes artículos de prensa sobre el incidente no se ajustaban a los hechos.

“Lamentamos sobremanera el incidente ocurrido, pero consideramos que es importante destacar que todas nuestras acciones, tanto durante como después del accidente, han estado dirigidas a minimizar sus efectos. También hemos estudiado formas de evitar un incidente de este tipo en el futuro”, expresó Drummond en su misiva.

La revisión de la compañía incluyó planes para modificar sus procedimientos en casos de contingencia, así como las medidas para cumplir a cabalidad con la Resolución dictada a la compañía por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) el 6 de febrero de 2013.


Estos son los hallazgos de la investigación:
• El 12 de enero, a las 2:44 pm, se cargó la barcaza 115 en el muelle de Puerto Drummond con aproximadamente 2.957 toneladas. A las 3:30 pm la barcaza fue movida a la boya número dos. A las 8 pm la barcaza fue movida al buque Anangel Seafarer y a las 9 pm la barcaza fue amarrada a la grúa para comenzar las operaciones de carga. El reporte de la altura de las olas era de 2 a 2,5 metros. Se descargaron aproximadamente 1.100 toneladas, lo que completó la capacidad de cargue del barco. A continuación se cargaron en la barcaza 3 pequeños buldóceres y a las 11:30 el remolcador Rio Toribio retiró la barcaza 115 del buque Anangel Seafarer y la movió al buque Cape Elise donde los 3 buldóceres fueron descargados en la grúa Colombia 4.

• A las 12:10 am el remolcador retiró la barcaza 115 de la grúa Colombia 4 y la ancló en la boya 23. A la 1 am la barcaza 115 estaba asegurada en la boya 23. El informe de la agencia meteorológica local indicó olas entre 3 y 3,5 metros en ese momento con vientos de 15 a 20 nudos. Durante el resto del turno, se observó que el mal tiempo prevaleció en el área de carga y en el área de la boya de la barcaza. Sin embargo, las inspecciones del área durante la noche por parte del personal de seguridad no revelaron ningún problema con la barcaza en la boya.

• A las 6:20 am (justo después del amanecer), el supervisor del turno entrante observó que la barcaza 115 estaba inclinada en la popa, semisumergida y en una situación de emergencia. La emergencia fue evaluada y categorizada como de nivel dos y procedió de acuerdo con lo establecido para este tipo de emergencia en el plan de emergencias aprobado por la compañía.

• Se pidieron bombas a las grúas cercanas así como desde instalaciones portuarias en la costa. Se dieron instrucciones a un remolcador para que llevara una barcaza vacía al área de la boya 23 como parte del plan de contingencia para responder ante la emergencia. También se trajeron dos grúas para ayudar en el rescate de la barcaza. En ese momento, se determinó que la barcaza estaba a punto de hundirse, y por tanto, el supervisor en el sitio en ese momento activó las máximas acciones de emergencia. Debido a la preocupación por la seguridad de las personas a bordo de las grúas, se tomó la decisión de retirar una de las grúas del área y de continuar el rescate con la grúa Colombia 5.

• Mientras se esperaba el arribo de la barcaza vacía y debido al rápido empeoramiento de la condición de la barcaza, se tomó la determinación de sacar paladas de agua, mezclada con carbón de la barcaza que se estaba hundiendo y depositarlas en el mar. Los supervisores y gerentes a bordo de la grúa Colombia 5 evaluaron y llegaron a la conclusión de que esta medida estaba teniendo muy poco efecto y que la barcaza daba señales de continuar hundiéndose. Debido a que la profundidad de esta área es de 12 a 13 metros, existía riesgo de hundimiento total.

• A las 10 am se evaluó la condición de flotabilidad de la barcaza y se decidió que la mejor opción era moverla a aguas poco profundas para evitar que se hundiera. Se remolcó la barcaza en una dirección en la que no hubiera riesgo de bloquear el nuevo canal de acceso público, en caso de hundimiento total. También se evitaron las anclas de la boya para no correr el riesgo de romper el casco de la barcaza. Aproximadamente a las 12:30 pm la barcaza tocó fondo y se sacó agua adicional usando la grúa Colombia 5. A las 2 pm la barcaza 115 reflotó completamente y, con sus propias bombas, desocupó los tanques de flotación lográndose nivelar la barcaza 115. Luego fue llevada a la boya 1 y amarrada para su inspección y posterior evaluación.

• El 15 de enero, aproximadamente 1.600 toneladas de carbón y agua fueron sacadas de la barcaza 115 y transferidas a la barcaza 114. A la fecha, la barcaza permanece en el área de trabajo del muelle. Estimamos que la barcaza todavía contiene aproximadamente 150 toneladas de carbón.

• La ocurrencia de una embarcación en dificultades (la barcaza) fue informada a la Capitanía de Puertos en Santa Marta el domingo 13 de enero. El personal operativo de Drummond hizo el reporte según lo requerido por las regulaciones marítimas. Posteriormente, la Capitanía inspeccionó las condiciones generales de dicha barcaza.

• Al revisar nuestras obligaciones en el momento del incidente, Drummond no determinó que era un requisito notificar a la ANLA. En el Plan de Contingencia revisado, tanto la Capitanía de Puertos como la ANLA, junto con otras oficinas gubernamentales, serán notificadas rápidamente si ocurriera un evento similar en el futuro, independientemente de que sea o no exigido por las regulaciones.

• De acuerdo con la Resolución No. 123 del 6 febrero de 2013 dictada por la ANLA, estas son las medidas que Drummond Limited ha adoptado/está adoptando para permitir la reanudación de operaciones de carga de barcazas en Puerto Drummond:

• El equipo técnico de Puerto Drummond ha consultado con el Capitán del Puerto de Santa Marta y con DIMAR en Bogotá con respecto al plan de contingencia existente para actividades de carga de carbón mediante barcaza.

• El plan de contingencia revisado será sometido a consultas (socialización) con el alcalde municipal de Ciénaga, el alcalde distrital de Santa Marta y con el CLOPAD.

• Drummond someterá posteriormente el plan de contingencia revisado a la ANLA para su aprobación


En las operaciones portuarias de Drummond en Ciénaga desde 1995, la compañía no ha tenido accidentes de consideración. Y manejan planes integrales para control medioambiental en todos los lugares. Recientemente realizaron inversiones considerables en las minas, las cuales usan las medidas de control medioambiental más avanzadas según los estándares mundiales.

“Consideramos que la nueva instalación para carga directa en el buque, en cuya construcción estamos invirtiendo actualmente $350 millones, hará que nuestras operaciones en el área sean más seguras, ya que eliminará la necesidad de que las barcazas acarreen carbón. El nuevo sistema de carga directa en el buque será operacional para finales de este año”, señalaron.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×