Dinero.com Revista Dinero

Por ahora sigue desintegrado el SITP.

| 4/11/2013 7:30:00 AM

¿Dónde está el Sistema Integrado de Transporte?

La desintegración del transporte público en Bogotá se agudiza cada vez más por la pelea entre Angelcom y Recaudo Bogotá.

La denuncia de Recaudo Bogotá sobre un supuesto boicot de Angelcom, para obstaculizar la unificación de las tarjetas que permiten el ingreso a las diferentes fases del sistema articulado de transporte, hizo reaccionar de inmediato a Angelcom señalando que la culpa es de Recaudo Bogotá.

El ‘round’ inició en la mañana de este miércoles, cuando Recaudo Bogotá solicitó a Transmilenio ejercer su rol de ente gestor y adoptar acciones decididas que exijan a Angelcom a prestar la colaboración efectiva  para el proceso de unificación, tal como lo exigen sus obligaciones contractuales.

Pues en la opinión del presidente de la junta directiva de Recaudo Bogotá, Pedro Ruano, la responsabilidad de integración se ha visto impedida por el reiterativo bloqueo de Angelcom y la falta de acciones efectivas de parte de Transmilenio en exigirle que cumpla su contrato.

Inclusive, la dirección de Recaudo Bogotá enumeró las estrategias puntuales que ha utilizado Angelcom para entorpecer  el proceso de integración:

1. Dilatar la entrega total de la información técnica detallada de su sistema de recaudo.

2. Rechazar todas las propuestas de integración planteadas por Recaudo Bogotá.

3. Realizar una campaña de desprestigio de la tarjeta Tullave, divulgando información incorrecta y tergiversando la verdad.

Recordó el directivo que la firma Angelcom  tiene responsabilidades explícitas en sus contratos de prestar su colaboración activa para que la ciudad pueda lograr la integración.

Sin embargo, Ruano asegura que el operador ha torpedeado el proceso, al dilatar la entrega, negándose reiteradamente a suministrar la información técnica completa de su sistema de recaudo, necesaria para adelantar la integración.

En al menos cuatro ocasiones, han realizado entregas incompletas y fallidas de la información, entregando por ejemplo módulos SAM en blanco, o presentaciones básicas sin ningún detalle  técnico.  Adicionalmente, han impedido el acceso de los funcionarios de Recaudo Bogotá a sus instalaciones en las estaciones de Fases I y II, y han boicoteado varias reuniones del Comité de recaudadores a las cuales simplemente no asisten rompiendo el quorum. Es una actitud de boicot sistemática en contra de la integración, y por supuesto de los intereses de la ciudad”, advierte Pedro Ruano.

El directivo asegura que Angelcom ha rechazado todas las propuestas de integración planteadas por Recaudo Bogotá. A la fecha, RB ha presentado  tres alternativas de integración, con miras a lograr un acuerdo en el seno del Comité de recaudadores, dos de las cuales han sido ya  avaladas técnicamente por expertos de la Universidad de los Andes y de los consultores brasileros Logit-Logitrans.

¿Qué dice Angelcom?

Angelcom, que calificó las acusaciones realizadas por Recaudo Bogotá como falsas, precisó que la empresa ha entregado en forma oportuna a las directivas de Transmilenio toda la información que esta entidad  le ha solicitado.

Incluso, asegura que ha ido más allá, “demostrando exitosamente en la estación piloto, en presencia de funcionarios Directivos de Transmilenio S.A. y de la Universidad de los Andes en su condición de asesor de esta entidad, cómo se realiza la integración a través de tarjetas compatibles con las utilizadas en la Fase I y II de  Transmilenio”.

La empresa dijo también que entregó las llaves de seguridad de la plataforma del sistema de recaudo de la Fase I y II con anticipación a la fecha requerida por Transmilenio, siguiendo el estricto procedimiento para mantener la cadena de custodia de dichas llaves, pues como su nombre lo expresa son “La Seguridad de toda la plataforma de recaudo de la Fase I y II”.

A lo largo del debate público y técnico relacionado con la integración de las dos tarjetas, los directivos de Angelcom señalan que han sido reiterativos al afirmar que no rechazan ninguna alternativa para la integración de los sistemas de recaudo, siempre y cuando éstas se encuentran en el marco legal.

Sin embargo, argumentan que Recaudo Bogotá no puede pretender convertir algo no compatible en compatible y atribuir la responsabilidad de esta imposibilidad técnica a Angelcom.

“Integrar los dos sistemas (Fase I - II) y (Fase III –SITP) de forma inmediata, después de 15 meses de incumplimientos contractuales con una tarjeta no compatible es imposible”, dice Angelcom.

Confiamos en la entrega completa de la información por parte de Transmilenio a Recaudo Bogotá, lo cual no es responsabilidad de Angelcom”, concluyen los directivos.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×