| 11/6/2015 11:32:00 AM

Doña Gallina se defiende de las acusaciones por supuesta publicidad engañosa

La multinacional Quala respondió a las acusaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por la presunta publicidad engañosa con la que incurrió esa compañía con el producto ‘Doña Gallina’.

Es preciso recordar que el ente regulador multó a Quala “por emplear afirmaciones no veraces frente a la composición del caldo deshidratado”, ya que en realidad no se trataría de un producto elaborado a partir de gallina 100% criolla.

La SIC concluye luego de una investigación, motivada por la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi) y otros siete consumidores, que esa empresa deberá pagar una multa por $450 millones. 

Quala en respuesta emitió un comunicado en el que afirma que el caldo “no contiene carne de gallinas blancas” y por ello invitaron a las autoridades a verificar los procesos en su granja, situada en Cumaral (Meta).

“Allí se produce el 100% de la carne empleada en la fabricación del caldo, con estricto cumplimiento de todas las normas y políticas sanitarias aplicables a esta clase de productos”, añadieron los encargados de la compañía. 

Doña Gallina finalmente sostuvo que el pronunciamiento de la SIC induce al consumidor a pensar que el producto no tiene otros ingredientes en su elaboración. 

En este sentido explica que para que el cubo mantenga sus características debe “estar adicionado con ingredientes como sal y especias, presentes en todos los alimentos de este tipo”.

“Ante esta decisión de primera instancia de la SIC, Doña Gallina hará uso de todos los mecanismos y agotará todo los recursos que la Ley dispone para hacer ejercicio de su derecho de defensa”, concluyeron.









¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?