| 9/29/2015 5:00:00 AM

El dólar no es más fuerte que las empresas

De acuerdo con Fenalco, pese a que los vientos de agosto “soplaron en contra de la actividad comercial”, las ventas reales fueron superiores a las esperadas. Algunas empresas se mantienen a flote con el alza del dólar con diferentes estrategias.

Los distribuidores de víveres, abarrotes y licores reportaron un aumento en los pedidos de los detallistas, en provisión a inminentes alzas de precios por efecto de la devaluación.

De acuerdo con informes de Fenalco de septiembre, son cada vez más los comerciantes que buscan escapar a los estragos que pueden generar los precios.  En vez de ofrecer descuentos, el comercio ahora le apuesta menos a las ofertas y más bien al lanzamiento de nuevos productos, colecciones nuevas o nuevos empaques. Es decir, “los comerciantes enfrentan la turbulencia económica de una forma más recursiva, a través del buen marketing”.

Empresas importadoras para la comercialización han venido haciendo esto, trayendo productos nuevos de los cuales los consumidores no tienen referencia de precios. Pero también hay empresas que inmediatamente trasladan los costos de importación al consumidor.

Fitness Market se proteje contra el dólar

Fitness Market es el tercer importador más grande del país de maquinaria y accesorios de ejercicios para segmentos Premium y a su vez es el proveedor de la cadena de centros médicos y deporte Bodytech.

Pese a que la demanda de estos productos es más bien inelástica siendo estos bienes lejanos de ser necesidades básicas, son grandes perdedores por el alza del dólaren el último año, por lo menos en el retail.

El gerente comercial de Fitness Market, Diego Londoño, le contó a Dinero, cómo han enfrentado el alza del dólar en el último año teniendo en cuenta que “el 80% de los productos son nacionalizados de Estados Unidos” mientras que el 20%  proviene Asia.

Londoño explicó que el costo de los bienes importados se incrementó directamente en la misma medida que la apreciación del dólar con respecto al peso y esto los llevó a dolarizar los precios de los productos desde marzo de este año, es decir, un traslado del 100% del impacto del dólar al consumidor.

Esto se tuvo que realizar pues, frente a la volatilidad del dólar, se tenían que hacer correcciones cada 8 o 15 días. “Anteriormente cotizábamos los precios de los bienes importados a un precio de $2.000, y esto hizo que pudiéramos soportar la fluctuación reciente del dólar hasta que se hizo insostenible cuando el dólar superó la barrera de los $2.200”.

Evidentemente, la dolarización tuvo un impacto significativo en el retail, pues el “tráfico en las tiendas ha disminuido en un 60%, pero se mantiene la actividad principalmente por los proyectos que se consolidaron con anterioridad, en el segmento vertical (gimnasios, cajas de compensaciones, universidades entre otras)”.

Sin embargo, esto puede implicar que con el mismo presupuesto se adquieran menos equipos, y este es uno de los efectos que se perciben con un alza significativa del dólar en este año. 

Pese a este panorama no está dispuesto a sustituir las importaciones de ese país, pues “la calidad es lo fundamental para diferenciarnos” y Estados Unidos es el que nos provee.

Esto mismo opina Mario Hernández, quien es uno de los afectados de la nueva realidad cambiaria del país, pues importa materias primas que en términos de calidad no pueden ser reemplazadas en el mercado colombiano.

Sin embargo, el golpe de tasa de cambio ha sido menos grave pues compensa con las exportaciones. Pues “compro con dólar caro y vendo a dólar caro”.

A su vez, el empresario de Marroquinería aseguró a principios de año, que un dólar a $3.000 resulta una oportunidad para reactivar la producción fabril, que tuvo dificultades para innovar y expandirse precisamente por una revaluación de más de 10 años.

En ese sentido, así como la mayoría de comercializadores de productos importados, Mario Hernández  también aseguró que “la gente se acostumbra a los precios que hay en el mercado”, y esto podría traducirse en precios más altos para los consumidores cuando los empresarios trasladen los altos costos así como lo hizo Fitness Market.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?