| 5/19/2017 4:16:00 PM

No entregar el número de cédula puede poner en riesgo el local donde está comprando

En entrevista a Dinero la directora de ingresos de la Dian explicó las acciones que están implementando para combatir la evasión de impuestos. Algunos empresarios se muestran inconformes frente a la medida que les obliga contar con el número de cédula del cliente para la facturación.

La evasión de impuestos es un asunto que combate la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) todos los años en su lucha contra el contrabando y deudores morosos en sus obligaciones tributarias. En entrevista a Dinero la directora de Ingresos de dicha entidad, Cecilia Rico Torres, explicó las acciones que están realizando para luchar contra este flagelo en una jornada que han denominado "Al día con la Dian le cumplo al país".

Según Rico, el país en términos de recaudo bruto logró juntar la suma de $126,7 billones en 2016. El presente año la cifra hasta abril va en $46,5 billones, un 4,7% más con relación al mismo periodo del año anterior.

Lea también: IVA y renta impulsaron el recaudo de impuestos en abril

A pesar de las labores que ha emprendido esta entidad, hay contribuyentes que manifiestan sus disgustos frente al requisito que pide la Dian, a empresas que manejan un sistema electrónico de facturación, al exigir el número de cédula del cliente. Afirman que no todos los compradores están dispuestos a brindar ese dato de identidad.

Tal es el caso de una empresa líder en venta de ropa masculina con 23 puntos en Bogotá (esta pide a Dinero la reserva de su identidad) a la cual la Dian le cerró uno de sus locales la semana pasada e hizo pública dicha acción con un letrero en la puerta del establecimiento comercial que decía: “Cerrado por evasión de impuestos”.

No obstante, el representante de dicha compañía señala que están al día con el pago de sus obligaciones tributarias y que la acción emprendida por la Dian obedeció a un problema en la facturación.

Según explicó el representante, la entidad exige a los contribuyentes que en la facturación esté registrado el número de cédula de los clientes. El empresario manifiesta que hay quienes se niegan a brindar dicha información, por lo que no les queda otra cosa más que perder la venta.

El representante afirma que le parece injusto que por la ‘falta’ del usuario termine pagando el contribuyente.

También le puede interesar: Dian no superó la meta de recaudo Llegó a 126 7 billones en 2016

Sin embargo, la Dian afirma que parte de sus esfuerzos se han concentrado en realizar visitas a morosos con el objetivo de advertir las consecuencias que podrían tener si no se realizan los pagos que como contribuyentes deben hacer.

“Nosotros a través del Centro Cacional de Cobro de la Dian también llamamos inicialmente de manera persuasiva para que pague y se ponga al día en un plazo razonable que regularmente no excede los 10 días. A los 10 días si se comprometió a pagar nuevamente se le está llamando y tratamos que pague, si no lo hace, eso se remite a las direcciones de cobranza de las 43 direcciones seccionales y ellas ya proceden a medidas cautelares de identificar qué deudas tiene el moroso, qué cuentas bancarias, pues, hacer todo el procedimiento de embargar las cuentas”, dijo para Dinero Cecilia Rico.

La directora dijo que en el mes de abril se hicieron embargos masivos a morosos en Bogotá, que no habían atendido al llamado del Centro Nacional de Cobro.

“Este año la novedad es que adicional a la ejecución del Plan Nacional de Cobro y del plan de choque contra la evasión y el contrabando, en la tercera semana de cada mes, organizamos una jornada masiva donde además de estas acciones de control a morosos, a quienes no expiden la factura, o a los que omitieron la presentación de algunas acciones, se ofrece el servicio de atención”, explicó para este medio Cecilia Rico.

La directora señaló que estas jornadas se están realizando de manera masiva en las 7 principales ciudades del país donde la Dian tiene sede. Añade que en el presente mes de mayo harán su labor en todas las 34 secciones regionales.  

“Se hacen visitas a morosos, también remate de bienes, embargos masivos a cuentas bancarias, diligencias de secuestro, visitas de facturación a los establecimientos de aquellos responsables de IVA que están obligados a facturar; este año con la verificación adicional de que se esté cobrando el IVA porque la ley establece que el solo hecho de no cobrarlo ya es penalizable”, describe algunas de las acciones Cecilia Rico en su entrevista a este medio.

En las 4 jornadas que la entidad ha hecho este año, en el tiempo comprendido de enero a abril han logrado un total de 36.983 acciones, especialmente aquellas relacionadas a temas de fiscalización. A este dato se suma el suministrado por Rico al afirmar que se han realizado cerca de 10.000 denuncias penales que han terminado en 109 cierres efectivos.

La Dian se proyecta este año a realizar 11.300 visitas a contribuyentes para recordarles que están en mora. La directora de ingresos de la Dian en su entrevista a este medio recalca que la entidad garantiza el debido proceso al contribuyente.

“No es que se verifica hoy que determinado almacén está en mora y entonces voy en la tarde y se lo cierro, no, le escribo primero informándoles que eso es penalizable, espero un tiempo para responder hasta que yo le formulo un pliego de cargos para cerrarlo; tiene un mes para responder y si el responsable persiste en el incumplimiento, expido un acto administrativo donde narro todas las acciones que he emprendido, y al no haber respuesta va Fiscalización de la Dian, que es la que tiene la competencia para hacerlo y cierra el establecimiento por 3 días. Si continúa la reincidencia después puede cerrarle hasta por 10 días”, concluye la funcionaria quien agrega que en 2016 se lograron 400.000 llamadas a deudores morosos.

Le sugerimos leer: Aquí los beneficios que recibirán los bogotanos en el pago de sus impuestos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 522

PORTADA

Las 5000 empresas más grandes de Colombia

Pese a las condiciones económicas adversas del año pasado, las grandes compañías colombianas lograron mantener buenos ritmos de crecimiento. Construcción y agro, los propulsores.