Revista Dinero

Drummond contrató con la Universidad Jorge Tadeo Lozano, que tiene conocimiento sobre el ecosistema marino, los estudios y análisis del área para conocer los posibles fenómenos que pudieron causar la caída del mineral al mar, los cuales todavía esperan.

| 2/21/2013 3:20:00 PM

Derrame de Carbón se quedó en incidente

La empresa minera desmintió acusaciones de que son los mayores contaminantes de la región y aclaró que, al contrario de lo que dicen, el accidente en Santa Marta es el único desde que empezaron operaciones en el país.

En el marco del Congreso de Minería a Gran Escala, el presidente de Drummond, Miguel Linares, señaló aún no se conocen las causas reales del accidente que sufrió la empresa el pasado 12 de enero.

El directivo describió cómo es el proceso de transporte y descarga del Carbón y detalló el suceso, reconociendo que no hay conocimiento exacto de la cantidad de material que cayó al mar, por diferentes variables como el oleaje.

Linares asegura que la empresa hizo una verificación para conocer las condiciones de la barcaza, encontrando que estaba en condiciones de navegabilidad, descartando que haya sido problema de ésta.

De igual manera, adelantó una inspección submarina para verificar los lugares donde había caído el carbón al mar  y, según Linares, los residuos de carbón eran mínimos, probablemente por las mismas corrientes.

Además, Drummond contrató con la Universidad Jorge Tadeo Lozano, que tiene conocimiento sobre el ecosistema marino, los estudios y análisis del área para conocer los posibles fenómenos que pudieron causar la caída del mineral al mar, los cuales todavía esperan.

También, adelanta monitoreos periódicos de agua, fauna marina y sedimentos, que se están reportando a las autoridades ambientales para determinar cuáles son los posibles efectos que ha podido causar el accidente.

Fuera de eso, el ejecutivo de la compañía dice que adelanta los requerimientos impuestos por las autoridades como actualizar el plan de contingencia para reaccionar mejor en ese tipo de situaciones, el cual ya entregaron y también está pendiente de aprobación.

Linares dice que la mina está prácticamente detenida, pues a pesar de que ha logrado continuar operaciones, ya llegaron a unos niveles de inventario máximos que han obligado obligó a detener las operaciones en la mina.

En todo caso, la minera sigue trabajando en la infraestructura para el cargue directo que estaría, según el directivo, antes del 1 de enero de 2014 y que requirió de una inversión de US$350 millones.

Por otro lado, Linares asegura que no es cierto que se hayan hundido más barcazas en el puerto de Drummond. “En los 18 años de operación no han tenido ningún hundimiento de barcazas en las operaciones”.

También afirma que el puerto está a 26 kilómetros de la bahía y, tal y como lo han dicho las autoridades ambientales, Drummond no es la principal fuente de contaminación, de hecho, “son los descargues de aguas residuales de distintas fuentes y no es el tema del carbón”.

Otro tema es el transporte del mineral en tractomulas y la caída de residuos, a lo que el presidente contesta que la compañía no transporta el material en tractocamiones. “100% del carbón se transporta por tren. Desde 1998, época en que la línea ferra quedó en condiciones que permitieron transportar por el tren”.

Finalmente, la empresa todavía espera los estudios que concluirán cual fue la causa real de la caída del mineral al mar, y cuáles serán las medidas de mitigación y compensatorias que deban implementarse. Una vez tenidas serán informadas a las autoridades y a las comunidades.

Para el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, el accidente de Drummond fue un percance que generó una consecuencia grave porque la población no fue informada a tiempo de lo que estaba ocurriendo.

Pero la empresa deberá diseñar un plan de contingencia que demuestre cómo va a operar la capacidad instalada para reaccionar en casos como ese.

Además, Renjifo dice que el gobierno fijo un plazo para el cargue directo, es decir, para el cargue que la Ley prevé se cumpla el 1 de enero del próximo año, lo que asegurará un transporte más amigable y seguro para el medio ambiente.

“El gobierno tiene la firme determinación de que Drummond debe mitigar el impacto si lo hay, responder con las  sanciones que debe responder hasta donde le toque”, concluye el jefe de la cartera. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×