| 6/29/2016 11:26:00 AM

¿D1 presiona a los proveedores de Justo & Bueno?

La SIC profirió una medida cautelar en la que ordena a Koba abstenerse de presionar o intimidar de alguna forma a los proveedores o empresas que abastecen a su rival.

La Superintendencia de Industria y Comercio se acaba de pronunciar en la batalla que libran por los consumidores las cadenas de comercio D1 y Justo & Bueno.

A través de un auto proferido el pasado 27 de junio por la Superintendencia de Industria y Comercio, se pronunció sobre la demanda que en marzo pasado instauró la compañía Mercadería S.A.S., dueña de las tiendas Justo & Bueno contra Koba, que maneja en el país las tiendas de descuento duro D1, por presuntas conductas de competencia desleal.

En el auto, firmado por el delegado para asuntos jurisdiccionales, Gregory de Jesús Torregosa Rebolledo, la entidad decidió decretar medidas cautelares contra Koba Colombia en el que le ordena a esta empresa “abstenerse de presionar, exigir, persuadir, amenazar o intimidar de cualquier forma, ya sea directa o indirectamente, a los proveedores, sociedades y/o empresas que actualmente abastecen a Mercadería S.A.S., para que aquellos se nieguen a suministrar a estas los insumos, bienes y servicios necesarios que requiere para desarrollar su actividad económica u objeto social”.

La decisión también le ordena a Koba “abstenerse de interferir o intervenir de cualquier forma, ya sea directa o indirectamente, en las negociaciones y/o relaciones comerciales que estén en curso o que inicie Mercadería S.A.S. con cualquier persona, proveedor, sociedades y/o empresas con las que pretenda contratar insumos, bienes o servicios” y finalmente, abstenerse de intimidar a empleados o personas vinculadas y/ consultores “por el hecho de desarrollar actividades o labores para Mercadería”.

La decisión se tomó dentro de una investigación que inició el 14 de marzo pasado, cuando los directivos de Mercadería radicaron en la SIC una solicitud para que se practicaran pruebas en el caso de la denuncia interpuesta por presuntas presiones por parte de Koba a los proveedores que en ese momento estaban adelantando negociaciones con Mercadería S.A.S., para surtir los locales que la empresa planeaba abrir.

Ante la SIC, los directivos de la compañía dueña de Justo & Bueno informaron que cuando adelantaban negociaciones con cerca de 152 proveedores, encontraron que algunos de ellos decidieron no cerrar los tratos y otros les advirtieron que habían recibido correos y llamadas de los dueños de D1 informándoles que sus contratos actuales podrían verse afectados de firmar acuerdos con la nueva cadena. Esto los motivó a presentar la respectiva demanda ante la SIC, sobre la cual ya fue ordenada la caución.

Lea también: Tiendas Ara está buscando talento para su llegada a Bogotá y alrededores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?