| 6/28/2013 5:38:00 AM

Cueros Vélez entraría al negocio financiero

El Gerente de la compañía, César Maldonado, le reveló a Dinero.com la intención de fomentar un sistema crediticio en todas las tiendas del país, como un plus más para los amantes del cuero.

Y es que desde hace unos meses en algunos almacenes Vélez de Medellín y el Eje Cafetero la compañía viene implementando el pago a crédito de sus productos, como ejercicio de prueba con algunos de sus clientes más fiables.

Este plan piloto, de acuerdo a Maldonado se desarrolla normalmente como cualquier programa de financiación. “El cliente nos manifiesta su interés de acceder al programa y se revisa su capacidad de pago, y en menos de 20 minutos ya sabemos si puede acceder a los créditos con nosotros o no”, rescató el directivo.

Y es que el entrar a este negocio además de darle una ventaja al cliente de adquirir lo que desee por plazos, también genera una rentabilidad mayor a las ganancias de la compañía de cueros.

Adicional a esto, y para iniciar el camino en este nuevo segmento del negocio, Cueros Vélez lanzará junto con el Banco de Occidente su tarjeta de marca compartida Visa, la cual pretende generar descuentos en los productos de las tiendas, regalar una reducción de 30% en la primera compra con dicha tarjeta, no cobrar cuota de manejo y sumar puntos por las compras realizadas, en Vélez u otros establecimientos en el programa de fidelización de la compañía.

Es así como Maldonado asegura que es muy probable que el próximo año, Cueros Vélez instaure un programa de financiación de la mano del Grupo Aval, que sea extensivo a todas las ciudades del país y que genere mayor beneficio tanto para el crecimiento de la compañía, como para el presupuesto de sus clientes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?