| 10/21/2013 5:50:00 AM

Lujosos encontraron la ruta

Volvo, Mercedes Benz, Audi y BMW aparentemente hallaron la estrategia ganadora y las condiciones más adecuadas para repuntar en el mercado colombiano.

Las marcas premium de vehículos han registrado crecimientos récord en los últimos dos años, lo que sus directivos atribuyen a una estrategia de productos con precios más cercanos al bolsillo de los consumidores y a unas condiciones económicas que permiten mayor accesibilidad de este segmento de automóviles al mercado.

El gerente de la marca Audi en Colombia, Marco Pastrana, dice que se trata de un segmento que definitivamente ha crecido porque hay más modelos y diversidad de precios que se han ajustado más a los compradores.

Para el directivo, han ayudado mucho las condiciones macroeconómicas del país, la estabilidad del dólar que, aunque en junio y julio subió un poco, se ha mantenido, lo que le ha permitido a los comercializadores de estas marcas negociar con anterioridad los precios sin que se presente una volatilidad que desestabilice los precios en el mercado local.

En eso coincide el directivo de Volvo, Juan Carlos Suescún, quien dice que los colombianos están viendo más cercana la posibilidad de tener un vehículo europeo de una marca Premium, “esos vehículos que en años anteriores se veían tan lejanos para las aspiraciones de un colombiano, yo no lo son”.

Agrega que la situación también la han facilitado las entidades financieras, que cada vez tienen más opciones crediticias para los diferentes perfiles de clientes.

Suescum destaca, además, que el panorama es positivo porque con el tiempo llegarán más beneficios arancelarios gracias a los Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea. 

Recuerda que los precios de los vehículos de marcas Premium hace un tiempo empezaban en $98 millones, pero actualmente ya se pueden encontrar en el mercado modelos que empiezan desde $68 millones, poniéndolos a competir, inclusive, con modelos de marcas más masivas o tradicionales.

Para el gerente general de Autogermana, Andrés Fuse, la economía del país ha permitido que el poder adquisitivo de las personas aumente lo suficiente como para poder contemplar la compra de un vehículo de alguna de estas marcas.

La situación se ha encargado de que aspectos como la revaluación y otros factores macroeconómicos, hagan que estos productos sean muchos más competitivos, es decir, mientras los colombianos han logrado tener más excedentes en sus ingresos, estas marcas de carros también han bajado de precios”, asegura el directivo de la empresa que comercializa vehículos BMW y Mini Cooper.

En el caso del vicepresidente comercial de Daimler, Héctor Corredor, la estrategia ganadora para lograr el repunte de Mercedes-Benz ha sido entender el mercado de los vehículos de lujo para las nuevas generaciones, tanto a nivel mundial como en el mercado colombiano. 

Esta marca alcanzó una participación del 40% del mercado Premium en el mes de septiembre, registrando ventas, solamente en ese mes, de 238 unidades y un crecimiento de 41% frente al mes de septiembre del año anterior.
 
En lo corrido del año, Mercedes-Benz se establece en la delantera con 1.791 unidades matriculadas y un 36% de market share en el segmento. La marca de la estrella creció el 38% frente al mismo periodo del año completamente anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?