| 10/5/2012 4:10:00 PM

Crecen producción y exportaciones de café

Septiembre se convierte en el sexto mes consecutivo en el que la cosecha cafetera crece. Las exportaciones en septiembre de 2012 son las más altas registradas en igual mes desde el 2008.

Resultado del ambicioso programa de renovación de cafetales que busca cambiar la estructura productiva del parque cafetero, y a las mejores condiciones climáticas, Colombia, mayor productor de café arabico suave, registró nuevamente en septiembre un amento en la producción y exportaciones del grano.

Es así que en septiembre del presente año la producción de café alcanzó los 519.000 sacos de 60 kilos, cifra superior en un 13% a la del mismo mes del año pasado, cuando se registraron 459.000 sacos de 60 kilos. Con estos resultados septiembre se convierte en el sexto mes consecutivo en el que la cosecha cafetera crece, lo que permite prever que la producción de café en el año civil estará alredor de los 8.5 millones de sacos.

De otro lado, las exportaciones de café en septiembre crecieron un 13% y se ubicaron en los 531.000 sacos de 60 kilos, frente a los 471.000 sacos vendidos en el mismo mes del año anterior. Vale la pena destacar, que las exportaciones en septiembre de 2012 son las más altas registradas en igual mes desde el 2008.

Como se ha anotado en el pasado, un indicador clave para que Colombia recupere sus niveles de producción ha sido la renovación de cafetales, lo que ha permitido que hoy el país tenga más del 50% de su área productiva en cafetales tecnificados y resistentes a la roya.

Entre enero y septiembre del 2012, Colombia renovó 89.020 hectáreas de café, de los cuales el 93% se han renovado por variedades resistentes a la roya y con mayor capacidad de sobrellevar la variabilidad climática. Lo anterior equivale a 451 millones de árboles, los cuales comenzarán su ciclo productivo en 2014.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?