| 10/31/2013 3:00:00 PM

Corona terminó sus compras

Cerró la transacción, a través de su empresa Electroporcelana Gamma, para comprar Empresa de Refractarios Colombianos, Erecos, y Materiales Industriales, Misa.

La Organización Corona culminó el proceso informativo a las autoridades competentes para cerrar la compra sobre esas dos compañías e iniciará el proceso de integración de las empresas.

Empresa de Refractarios Colombianos, Erecos, y Erecos y Materiales Industriales, Misa, son empresas con amplia experiencia en el desarrollo, fabricación y comercialización de productos refractarios de alta calidad.

“Estamos muy contentos con esta nueva adquisición, pues representa para Gamma una nueva oportunidad de negocio y el fortalecimiento de su portafolio de productos. Hemos iniciado el proceso de integración entre las compañías que pretende identificar sinegias para pronto generar el crecimiento que esperamos,” aseguró Mauricio Yepes, Gerente General de Gamma.

Erecos fue fundada en 1953 por la Empresa Siderúrgica de Medellín
S.A., Simesa, en asocio con la compañía suiza Des Produits Refractaries.

Por su parte, Misa fue fundada en 1963 y cuenta con tres plantas de producción en Sogamoso (Boyacá), e Itagüí y La Unión (Antioquia), desde donde fabrica productos refractarios para su propia comercialización y para la comercialización de Erecos.

La Organización Corona S.A. está compuesta por seis unidades estratégicas de negocio dedicadas a la manufactura y comercialización de productos para el hogar y la construcción. Cuenta con 19 plantas de manufactura en Colombia, dos en Estados Unidos y tres en Centro América, así como con una oficina de suministros globales en China, y una comercializadora en México.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?