| 3/30/2016 9:54:00 AM

Reingeniería en Corficolombiana para gestionar las 4G

El sector vial está movido. Corficolombiana reorganiza la casa y pondrá las 9 concesiones en donde participa bajo la ‘sombrilla’ de Proindesa. Alberto Mariño lideraría el proyecto.

El ambicioso programa de infraestructura vial 4G desató varias movidas en el sector empresarial colombiano. Una de las más grandes se registró en 2015 con la compra del Grupo Argos de la constructora Odinsa, una de los pesos pesados del sector. Hace pocos días también se conoció la noticia de que Odinsa hace maletas y trasladará sus oficinas centrales de Bogotá a Medellín y saldrá de sus negocios de generación de energía que tiene en Chile y Panamá. El turno ahora es para el Grupo Aval el cual inició un proceso de reingeniería interna en Corficolombiana y que busca mejorar la eficiencia de las 9 concesiones viales que tiene a su cargo.

Según pudo establecer Dinero, las cinco concesiones viales que ya tenía la Corporación sumadas a las 4 que ganaron con el ambicioso programa vial 4G, pasarán a ser gestionadas y coordinadas por Proindesa, una firma de bajo perfil mediático creada hace unos años para la estructuración de los proyectos de infraestructura y que hace parte del grupo de firmas subordinadas de la misma Corficolombiana.

“Esta reorganización interna nos va a permitir mejorar las economías de escala y gestionar mejor cada una de las concesiones”, explicó Corficolombiana a través de una fuente oficial. También se conoció que los nuevos contratos y concesiones que obtenga la Corporación en el futuro serán direccionados a Proindesa.

Esta movida, habría sido ordenada y liderada por el propio Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, presidente del Grupo Aval, con el propósito de mejorar la operación y control de las concesiones. Y es que el volumen de inversiones que gestionará Proindesa es más que significativo. De acuerdo con cifras de Corficolombiana, solo las 4 concesiones viales que ganó con el programa vial 4G acumulan inversiones por $8,5 billones. En total, las 9 concesiones podrían gestionar recursos cercanos a los $11 billones. “Corficolombiana, a raíz de su éxito en las licitaciones de 4G, se convirtió en el mayor inversionista en concesiones viales”, dijo a este medio el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade.

A juicio de la propia Corficolombiana, llevar a una sola ‘sombrilla’ la coordinación de las concesiones viales donde participa la Corporación, mejorará la percepción externa de la compañía.  “El hecho de que se administren los riesgos, que exista un equipo técnico concentrado en las concesiones y las eficiencias que se lograrán, debe ser un mensaje bien visto desde afuera”, dijo la fuente de la firma.

La empresa, una de las joyas de la corona del grupo empresarial que lidera el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, explicó que uno de los candidatos más firmes para manejar a Proindesa y su grupo de concesiones, es el ingeniero Alberto Mariño, el mismo que ha liderado en los últimos años Coviandes, la concesionaria de la vía Bogotá – Villavicencio. “Todavía no hay una decisión frente a ese tema, pero Alberto (Mariño) es la persona con más experiencia en el grupo en el tema de concesiones, claramente él es una de las opciones”, explicó la compañía.

No se descarta que las 4 licitaciones que hacen parte de 4G realicen licitaciones conjuntas con proveedores de materiales y servicios para lograr descuentos y eficiencias administrativas. “la idea es aprovechar el conocimiento y experiencia de cada licitación para optimizar las prácticas constructivas y  sacarle más provecho al negocio de infraestructura en el cual hemos crecido tanto”, explicó la empresa.

Lo que sí quedo claro es que cada concesión mantendrá su responsabilidad frente a cada proyecto y que los cuerpos directivos de las mismas no sufrirán cambios por cuenta de esta reingeniería administrativa.

Se tiene previsto que Proindesa inicie este trabajo de control y coordinación en abril próximo y las oficinas principales quedarían ubicadas en el imponente edificio que se está terminando en Ciudad Empresarial, el complejo de oficinas que promociona y vende la constructora del Grupo Aval.

Ante la magnitud del programa 4G, se prevén más movidas este año. Por lo pronto, Corficolombiana ‘remodela’ la casa para sacarle jugo a las concesiones y compensar en algo el bajonazo en su negocio de tesorería, asociado a las condiciones macroeconómicas del país.

Las concesiones

Entre las concesiones que gestionará Proindesa se destaca Coviandes, encargada de operar y mantener la vía Bogotá – Villavicencio. También se incluye la vía Los Alpes - Villeta y Chuguacal- Cambao; proyecto que fue adquirido por el Grupo Aval en unos $150 mil millones en el año 2011, a través de Episol, empresa subsidiaria de Corficolombiana. Otra de las cartas estratégicas de Sarmiento Angulo es la compañía Proyectos de Infraestructura (Pisa) que tiene bajo su responsabilidad la concesión Fontibón-Facatativá-Los Alpes.

Pisa también administra y opera la vía Buga-Tuluá-La Paila-La Victoria mediante un contrato de concesión con la Gobernación del Valle del Cauca. La vía es de enorme estrategia comercial, pues conecta la carga entre Buenaventura, la zona norte y el centro del país (Bogotá y Medellín).

Corficolombiana, a través de la firma Episol, también hace parte del concesionario que construye el segundo sector de la Ruta del Sol. La participación en ese contrato es del 33% y los otros socios son la constructora Odebrecht (25%), Odebrecht Investimentos en Infraestructura (37%) y CSS Constructores (5%).

Por su parte, las concesiones de 4G que harán parte de Proindesa son: el proyecto Pacífico 1, el cual prevé la construcción del trayecto Ancón Sur- Camilocé- Bolombolo, que mejorará la conectividad del suroeste de Antioquia con  el Eje Cafetero, el puerto de Buenaventura y el Valle del Cauca. Allí se invertirán $1,79 billones y el cierre financiero está previsto para el mes de abril próximo.

De la misma manera, Corficolombiana participa en el proyecto Mulaló – Loboguerrero en donde se invertirá más de un billón de pesos y donde la ingeniería será compleja por el alto contenido de túneles y viaductos. La tercera concesión de 4G es Villavicencio – Yopal, donde se prevén inversiones de $1,88 billones, mientras que la cuarta concesión involucra la construcción de una doble calzada entre el sector de Chirajara y Villavicencio, en la vía Bogotá – Villavicencio. Allí se requerirán recursos por $1,9 billones.

Por volumen de activos ($11,6 billones) Corficolombiana ocupa el puesto 11 entre los establecimientos de crédito del país. Supera a Citibank y AV Villas. La movida de Corficol  es otro síntoma de los cambios que está imprimiendo en la banca y sector corporativo el programa vial 4G.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?