| 6/15/2017 8:21:00 AM

La tecnología no ha podido desplazar a los libros físicos en Colombia

Según el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro esto se debe a que los colombianos no tienen un hábito de lectura que los lleve a invertir en un texto digital.

Aparentemente las personas, en especial las nuevas generaciones, prefieren el consumo de industrias como el cine, la música y las comunicaciones en formatos más novedosos. No obstante, este comportamiento en la lectura parece quedar rezagado en Colombia.

En entrevista a Dinero el presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro (CCL), Enrique González Villa, habló sobre el comportamiento que tienen los colombianos con relación al consumo de literatura física versus la digital.

Conforme a las declaraciones que brindó este ejecutivo, el panorama sobre el consumo del texto digital en Colombia se muestra poco alentador, teniendo una participación del 2,9%, siendo el formato físico el preferido a la hora del consumo por parte de los colombianos con un 97,1%.

También le puede interesar: Las cifras que dejó la edición de la FilBo con más asistencia en la historia

“Colombia ha teniendo un crecimiento en el consumo de libro físico más o menos equivalente a la inflación. En los años 2012 y 2013 crecimos en total, entre físicos y digital, un 3,8%, en 2014 no hubo un crecimiento y en 2015 crecimos con respecto al año inmediatamente anterior un 6,5%”, afirma González quien agrega que esta es una industria que no tiene un mayor crecimiento pero que tampoco decrece.

El porcentaje de consumo por categoría de libros muestra que el formato preferido por los colombianos es el físico, puesto que ninguno logra en puntos porcentuales superar al papel. Dentro de los textos digitales más requeridos por los colombianos figuran los escolares con un 4,7% frente a textos en papel que figuran con un 95,3%, libros de lectura con un 1,9%, profesional y universitario con un 6,1% y material religioso con 0,1%.

El formato para el consumo de literatura por los colombianos continúa siendo el físico por encima del digital

Con relación a lo anterior el ejecutivo recuerda las cifras que afirman que en promedio un colombiano lee dos libros al año, pero aclara que si se traduce esta cifra en compra bajaría a un libro adquirido al año, por lo que muchos libros se comparten entre lectores. Esto le permite concluir a González que mientras que los colombianos tengan estos niveles de lectura tan bajos, la inversión realizada en formatos digitales seguirá siendo inferior.

Le sugerimos leer: Industria editorial viene en crecimiento en Colombia

“El aparato lector normalmente cuesta entre $500.000 y $1.000.000, una tableta por ejemplo, para alguien que en promedio solo compra un libro al año no se justifica. Eso se ve más en sociedades donde la gente lee mucho más, porque al final es más práctico estar leyendo en un Kindle, el aparato referencia para los libros de lectura”, afirma González quien añade a sus declaraciones que en la medida en que crezca la lectura en Colombia crecerá el comercio del libro digital.

Kindle es un dispositivo para leer libros digitales

El flagelo de la piratería

En su entrevista a este medio el presidente ejecutivo de la CCL señaló enfáticamente el impacto negativo que genera la piratería de material literario en la industria editorial colombiana.

“Aunque hay países como Inglaterra en el que todos los textos universitarios son comprados en digital, en Colombia esto va más lento porque tenemos el flagelo de la piratería en fotocopias”, crítica González a las instituciones educativas que fomentan la compra de fotocopias como método para acceder al conocimiento.

“Lo que más duele es la insensibilidad de la gente culta, los profesores saben que cuando el estudiante está utilizando fotocopias está cometiendo un delito, está rompiendo la cadena que comenzó con el escritor”, concluye González.

Para este ejecutivo el problema de ilegalidad, que en el caso del libro de lectura pirata supera en ventas al legal en un 25%, está relacionado a la cultura colombiana que se comporta de manera similar en la compra de ropa de marca, música y películas.

Nativos digitales (nacidos desde el año 1995) registran un aumento en los índices de lectura

No obstante le resulta alentador saber que según recientes mediciones la población colombiana menor a 12 años de edad ha mostrado un crecimiento en la lectura gracias a programas como Leer es mi Cuento  y los diferentes festivales y ferias del libro que se hacen en todo el país, lo que le permite decir que en Colombia los índices de lectura irán en aumento a medida que crezca esta población y permee la sociedad.

Lea también: Cinco libros imperdibles sobre la historia económica de Colombia

Finalmente concluye, haciendo relación a esta población de nativos digitales, que el también denominado ‘eBook’ con el pasar del tiempo terminará ganando adeptos, y el físico cayendo un poco, vaticinando un futuro en el cual ambos formatos  convivirán juntos.  

La industria editorial en Colombia genera 5.000 empleos directos logrando ventas anuales de $658.000 millones, precio editorial al año y $800.000 millones, precio al público al año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.