| 7/24/2013 3:32:00 PM

Con licencia para vender

Colnotex, una productora de ropa para hogar ha sentado su estrategia de negocio en la realización de productos con imágenes y personajes de películas.

Esta empresa colombiana además de producir indumentaria para el hogar, también distribuye telas con la cual consigue el 60% de su rentabilidad. Para Allan Naranjo, director comercial de Colnotex, es claro que las licenciaturas para producir la ropa de cama y dormitorio con dibujos animados y personajes famosos han constituido una importante clave para el crecimiento de las ventas en este campo.

“Colnotex maneja ocho licencias entre las cuales tiene a Monsters University, Happy House, Barbie, Hot Wheels, Max Steel y Monster High, entre otros, con las cuales tras su implementación hemos aumentado las ventas entre un 20% y 30%”, aseguró Naranjo.

La idea de la compañía es tener productos de un alto valor agregado para sus clientes, especialmente para las grandes superficies. “Si tenemos la exclusividad de una película de moda como Monsters University, es claro que llevamos una ventaja”, insistió.

Sin embargo, este negocio exige ciertos requerimientos tales que circunscriben la administración de la imagen de la película o el personaje, por lo que el tiempo de la producción de una colección con licencia toma al menos nueve meses, entre el diseño, la aprobación y revisión del titular de la licencia y la producción como tal.

“Lo bueno de este negocio es que cuando quienes licencian empiezan a ver que ya tienes varias películas en tus productos, te empiezan a llamar sin necesidad de buscarlos, porque saben que le das buen trato a la imagen que ellos están otorgándote”, asegura Naranjo.

Es así como, dependiendo de la marca, imagen o película que se quiera licenciar se entregas, tras la aprobación de los requerimientos, una cantidad de dinero que es exigida por el dueño de los derechos y que además garantice el pago inicial de la licenciatura. Esto, sin nombrar que mensualmente se debe dar un dinero para compensar las ganancias. Teniendo como cifra mínima US$15.000.

La idea, según Allan es que la compañía escoja licencias que perduren en el tiempo, para no perder en inventarios si pasaron de moda.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?