| 10/22/2013 10:15:00 AM

Colombianos estrenaron en septiembre

En septiembre de 2013 las compras de vestuario representaron $1.001 billones, con gasto per cápita promedio a nivel nacional de $21.275, con una caída frente a agosto de 2,53%.

Frente al mismo mes del año anterior, septiembre de 2012, las compras de ropa tuvieron un crecimiento de 8,44%. La ciudad que asigna mayor nivel de gasto a las compras de vestuario es Pasto alcanzando un pocket share de 4,91%.

Según el informe del Observatorio de Moda Inexmoda – Raddar, las compras de vestuario realizadas por los hogares del país durante el mes de septiembre de 2013, corresponden a un valor de $1.001 billones. Manizales, Pasto y Montería son las ciudades con mayor nivel de gasto per cápita con $69.529, $69.085 y $44.645respectivamente.

“En septiembre las compras caen respecto a agosto, como es usual durante este mes, sin embargo lo hacen con menor intensidad con relación al año pasado. Respecto a septiembre de 2012, las compras de vestuario aumentaron un 8,84% en términos reales, retomando la dinámica creciente que comenzó durante julio”, afirmó Carlos Eduardo Botero, presidente ejecutivo de Inexmoda.

El mercado nacional se encuentra fuertemente concentrado en las cuatro ciudades principales: Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, con participaciones en septiembre de 24,2%, 16,2%, 8,4% y 4,4% sumando cerca del 53% del mercado total.

Camilo Herrera, director del Observatorio de Moda Inexmoda - Raddar, afirmó: “Respecto a septiembre del año pasado las compras reales de todos los bienes y servicios en Colombia incrementaron un 10,99%, donde vestuario aportó 0,71% de este crecimiento. Durante este mes, los precios a nivel nacional presentaron un incremento del 0,01% frente al mes anterior, en el cual la cifra fue de -0,1%. La variación de precios respecto a septiembre de 2012 fue de 0,82%”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?