| 10/20/2017 11:33:00 AM

Peleas de robots y carreras de drones, los espectáculos del futuro que ya son una realidad

Los avances tecnológicos han dado pie a nuevas y sorprendentes formas de entretenimiento a partir del uso de sistemas inteligentes, bien sea para peleas de robots o carreras de drones.

Según estimaciones de la firma de consultoría IDC el gasto mundial en robots en todos los sectores pasará de US$91.500 millones en el 2016 a más de US$188.000 en el 2020.

El negocio del entretenimiento no es ajeno a esa realidad y por ello desde principios de este siglo los seres humanos se han adelantado a lo que podrían ser los deportes del futuro.

Vale la pena recordar que en agosto del año 2.000 cobró vida BattleBots, el organizador de peleas profesionales entre robots con sede en más de 150 países.

Foto: Una de las batallas de robots en BattleBots. 

Visite: Google asegura que la próxima revolución industrial será el aprendizaje de máquinas

Tecnología de impresión 3D, aprendizaje autónomo, blindaje, armas, entre otras, son aplicadas por equipos de profesionales en robótica en sus creaciones.

Y aunque el concurso se realiza desde principios de este siglo, debido a los avances en la tecnología este tipo de batallas cobran más fanáticos alrededor del mundo debido a los sorprendentes equipamientos. 

Algunas de las naciones en las cuales se transmitieron estas batallas fueron Reino Unido, Irlanda, Alemania, España, Portugal, Turquía y Canadá.

Las peleas también tuvieron cobertura hasta finales de 2016- cuando terminó la más reciente temporada- en América Latina, Australia, Tailandia y la mayor parte de Asia.

Los eventos, que son retransmitidos por Facebook, hacen parte de la parrilla de grandes cadenas como ABC, Comedy Central y The Science Channel.

“El deporte de las luchas entre robots está creciendo en todo el mundo y atrayendo a cifras récord de nuevos constructores. Algunos de ellos tienen experiencia, otros son totalmente novatos, pero todos ellos quieren aprender”, explican los organizadores de estas batallas en su portal web.

Recientemente estas batallas han sido replicadas en el mundo.

Hace solo un par de días dos megarobots comandados por un piloto en su interior, uno de Estados Unidos y otro de Japón, se enfrentaron en una épica pelea transmitida en Twitch.  Tras dos rounds y muchos golpes, la batalla tipo ‘Transformers‘ dio como vencedor al MegaBots Eagle Prime de Estados Unidos frente a su contrincante asiático Suidobashi Kuratas, que resultó prácticamente destruido. 

Inspirados en estos negocios, también surgen evento como la Drone Racing League (DLR), la carrera de vehículos aéreos no tripulados que cobró popularidad gracias al impulso que recibió en vitrinas como el Consumer Electronic Show (CES) de Las Vegas en 2016.

Recomendado: La clave para entender el surgimiento de la cuarta revolución industrial

Actualmente esta compañía es una organización que conjuga la habilidad de los pilotos de clase mundial, lugares emblemáticos y tecnología patentada para crear un evento masivo que hoy roba la atención de espectadores de todo el mundo.

En esta competencia los drones son controlados a través de sistemas tipo FPV (First Person View o vista en primera persona) y radio controles, con lo cual se les genera la sensación a los pilotos de que están conduciendo los drones desde su interior.

En definitiva, se trata de una carrera de drones que se asemejan a pequeñas naves espaciales debido a su llamativa iluminación, que se conjuga con el diseño de los escenarios para formar una escena futurista.

Y aunque estos drones superan los 100 kilómetros en promedio, en la competencia se han registrado sorprendentes registros.

De hecho, recientemente la Drone Racing League dio a conocer que el modelo Racer X superó la barrera de los 280 kilómetros por hora en su velocidad máxima

“Después de meses de prueba y error, cientos de motores rotos y fuertes choques, RacerX de DRL logra establecer un título de Guinnes World Records”, destacaron los creadores de la máquina tras el evento.

Lea también: Los trabajos que podrían desaparecer por cuenta de la cuarta revolución industrial

El sorprendente dron, elaborado en fibra de carbono, dotado de cuatro hélices y con apenas 800 gramos de peso, fue puesto a prueba por los expertos en este tipo de dispositivos.

RacerX necesitaba volar hacia adelante y hacia atrás en un recorrido de medición de 100 metros (328 pies) y lo ha hecho con éxito.

Tras años de innovación tecnológica por parte del equipo Techops de DRL, este dron es ahora el más rápido del mundo al alcanzar una velocidad promedio de 263 kilómetros por hora.

Así lo ha conseguido.

Este no es el único evento deportivo, si así se puede llamar, en el cual intervienen máquinas. También es famosa la Robocup, una liga de fútbol para robots fundada en 1997 con la participación de más de 40 equipos y más de 5.000 espectadores.

Este evento se fundó en un momento coyuntural para la robótica pues fue justamente en 1997 cuando la máquina IBM Deep Blue derrotó al campeón mundial de ajedrez Gary Kaspárov.

Foto: Los robots juegan fútbol en uno de los torneos de Robocup

Además, en ese mismo año a través de la misión MARS Pathfinder de la NASA se logró poner al sistema inteligente Sojourner, un explorador robótico con ruedas, en la superficie del planeta rojo.

Robocup, una iniciativa liderada por la comunidad científica, tiene como propósito que en el año 2050 un equipo de robots pueda enfrentarse a los vigentes campeones del Mundial de Fútbol humano para ese entonces.

Visite: Experto de IBM: La amenaza del mundo no son los robots, sino los seres humanos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.