| 4/10/2015 6:45:00 AM

El secreto para construir el lugar de trabajo perfecto

La productividad, las utilidades y la obtención de excelente talento pueden conseguirse poniendo en práctica una serie de estrategias usadas por las grandes compañías del mundo.

Muchos empleadores a nivel mundial se preguntan diariamente cómo hacer mucho más competitiva a su empresa a través de estrategias salariales, beneficios laborales y otras herramientas que les permita a los empleados desarrollar sus actividades de una manera más productiva.

De acuerdo con la teoría de los periodistas Robert Levering y Milton Moskowitz, quienes escribieron el libro – Las cien mejores empresas para trabajar en América - " La clave para crear el lugar de trabajo perfecto”, va más allá de generar un conjunto preceptivo de beneficios para empleados, programas y prácticas.

Por el contrario, la búsqueda de relaciones armoniosas en el trabajo genera que algunos trabajadores amen a sus empleadores y odien salir de sus puestos, porque son conscientes de la cantidad de solicitantes de empleo “que se arrastraran sobre cristales rotos para poder trabajar en esos lugares”.

Para tales efectos un informe de Fortune cita el ejemplo de Google, una de las empresas más deseadas por los profesionales para trabajar, en donde en pro de lograr beneficios para sus empleados, estos obtienen muy buena cocina gourmet durante todo el día, ofrece gimnasios y masajes gratuitos, y además de bonos en efectivo cuando nace un bebé.

Lo notable es que mientras la mayoría de las tendencias con el tiempo se agotan, pero esta toma más fuerza. Los activos intangibles, en su mayoría, derivados de capital humano, se dispararon del 17% en 1975 al 84% en 2015, dice la firma de asesoría de Ocean.

En el pasado, por supuesto, un montón de empresas consideradas - no grandes lugares para trabajar-, lograron triunfar sin el dominio de esta comprensión. Y muchos, sin duda, seguirán prosperando. Sin embargo, todo indica que estas empresas podrán conseguir éxito, pero con mucho más esfuerzo.

Para Bernardo Castaño Correa, ingeniero industrial con MBA en Negocios Internacionales y estudios en Alta Gerencia PDD (Programa de Desarrollo Directivo); “la felicidad en el trabajo es una mezcla de elementos que pueden ser gestionables: Amor por lo que se hace + Mentalidad positiva + Sentido del trabajo + Oportunidad de ser tenido en cuenta + Reconocimiento + Liderazgo”.

Esta ecuación anterior es soportada sobre los elementos que al no tenerse, generan desmotivación; tales como el salario justo, condiciones físicas y recursos adecuados.

Por tal motivo, las empresas desarrolladas seguirán ganando una ventaja competitiva por atraer y mantener a los trabajadores más valiosos, que es razón suficiente para convertirse en un gran lugar de trabajo.

De acuerdo con la firma de pronósticos mundiales de Oxford Economics, cada vez más empleadores están reconociendo que necesitan los trabajadores que son buenos en la construcción de equipos, la colaboración y la sensibilidad cultural. Las investigaciones muestran que los equipos más eficaces no son aquellas cuyos miembros cuentan con los más altos coeficientes intelectuales, sino más bien aquellos cuyos miembros son más sensibles a los pensamientos y sentimientos de los demás.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?