| 11/30/2013 4:30:00 AM

Tablets y smartphones, aliados afuera de la oficina

El uso de este tipo de dispositivos móviles, en ambientes corporativos, encuentra mayor facilidad de adopción cuando las empresas cuentan con un volumen importante de empleados en campo.

Hoy en día, los teléfonos inteligentes y las tabletas se usan con más frecuencia para actividades de entretenimiento, comunicación, consulta de información, etc; sin embargo, su empleo en un contexto empresarial ha comenzado a ganar terreno.

Así lo expone el director general para la zona norte de América Latina de Totvs, Vicente Credidio, quien augura que  en los próximos años se acentúe el uso de aplicaciones corporativas por parte de las empresas para optimizar operaciones ejecutadas por sus empleados.

“El uso de este tipo de dispositivos móviles, en ambientes corporativos, encuentra mayor facilidad de adopción cuando las empresas cuentan con un volumen importante de empleados en campo; realizan captura de datos fuera de sus propias instalaciones y necesitan automatizar la captura de información hecha en las instalaciones de sus clientes. En entornos como estos, explotar las tecnologías móviles en las empresas representa grandes beneficios para sus operaciones”, explica el directivo.

De acuerdo con la firma de investigación de mercados IDC, la expectativa para 2013, es que más de 1.190 millones de empleados de todo el mundo utilizarán la tecnología móvil. Esta cifra representa un 34,9% de la población activa y está en sintonía con el estudio: Workforce Employee Survey Q2-2012, realizado en Europa por Forrester Research; según el cual serán 1.300 millones de empleados los que en 2015 harán uso de la tecnología móvil.

Este tipo de investigaciones confirma que cada vez será mayor el número de  colaboradores que en una empresa gestionará tareas de vital importancia y tomará decisiones en tiempo real, independientemente del lugar donde se encuentren.

Credidio  enumera algunos ejemplos y beneficios del uso de tecnologías móviles en las empresas:

1.    Levantar pedidos a través de un teléfono inteligente, representa una disminución de costos significativa para las empresas.

2.    Recabar información, a través de una tableta o teléfono inteligente,  sobre qué servicio fue prestado en las instalaciones de los clientes, qué piezas fueron consumidas y en qué cantidad, permite mayor control en su abastecimiento y sus necesidades.

3.    Tomar evidencia fotográfica del servicio prestado, ubicar geográficamente en dónde se realizó, entre otra información que la empresa considere relevante conocer, ayuda a tener un mejor seguimiento y relacionamiento con el cliente.

4.    Utilizar los dispositivos propios de los empleados para tener alojada la aplicación empresarial que utilizan para trabajar, representa ahorros importantes.

El director de Totvs dice que a pesar de que dichos dispositivos ayudan en los procesos corporativos, es importante contar con interfases de fácil uso para los usuarios y con la capacidad de integrar las soluciones con los sistemas de gestión que ya estén siendo utilizados, de tal manera que los flujos de información en las empresas sean automáticos y eviten el trabajo doble.

Señala que las soluciones móviles significan un paso importante en la optimización de procesos, pero no hay que dejar de lado la gestión del cambio con los usuarios finales, ya que podría generarles cierto descontento saber que sus propios dispositivos resulten en una herramienta para supervisar sus actividades.

Precisamente Vicente Credidio, con la finalidad de innovar y diferenciarse en sus productos, habla de uMOVme, una plataforma en la nube de Totvs que permite desarrollar fácilmente aplicaciones empresariales para diversos fines: levantamiento de pedidos, rutas logísticas, investigación de mercado, mantenimiento de activos, entre otras.

Esto lo hace a través de tecnología que se puede integrar con sistemas ya utilizados por las empresas, con la finalidad de hacer más eficientes las operaciones en campo y tener información en tiempo real del negocio.

Por su parte, SAP entiende que los dispositivos móviles se están convirtiendo en el escritorio de trabajo de las organizaciones y por ello ofrece soluciones que responden a esa necesidad. Se trata de soluciones de movilidad diseñadas para que las compañías ofrezcan un mejor servicio al cliente, disminuyan sus tiempos de respuesta, tengan crecimiento sostenido y aumenten su productividad.

Una ventaja adicional está dada por sus tiempos de implementación. Estos van de cuatro a ocho semanas, brindando a las empresas la posibilidad de agilizar la integración de las mismas a su Planificación de Recursos Empresariales (ERP, por sus siglas en inglés).

Germán Borrero, Presidente de MQA Región Andina explica: “la Plataforma SMP se conecta con cualquier fuente de datos, ya sea SAP, Oracle, SQL  o aplicaciones de terceros. Podemos implementar aplicaciones que ya están hechas o desarrollar una que se ajuste a necesidades específicas. Adicionalmente, una de las fortalezas de la plataforma es que maneja múltiples dispositivos. Este es el caso de: iPhone y Blackberry; lo mismo que de equipos soportados por Windows 8”.

Las soluciones SMP más solicitadas en la industria son: Liberación y aprobación de documentos, Mantenimiento en campo, Ventas móviles, Control de bodegas y Manejo de activos fijos.

MQA, Partner Gold de SAP, le da a las empresas las herramientas necesarias para optimizar sus resultados de negocios empoderándolos con el conocimiento que tiene sobre la Plataforma SMP. El objetivo es que puedan construir sus propias aplicaciones y para tal fin pone a su disposición cursos formales sobre SMP; cursos sobre dispositivos móviles para códigos de barra; instalación de plataforma y arquitecturas; y  desarrollo de aplicaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?