| 10/1/2013 4:00:00 PM

Colombianos en Silicon Valley

El 90% de los clientes de Koombea, la empresa de Jonathan Tarud, se encuentra en San Francisco (California), mientras que Heisonhn, empresa colombiana, acaba de obtener un gran contrato con la empresa tecnológica Tibco.

Muchos empresarios quieren pasar las puertas de Silicon Valley, por eso Proexport llevó hasta San Francisco a cerca de 60 empresarios para que observaran de cerca lo que otros han logrado con mucho esfuerzo y paciencia.

Koombea

El Ceo de Koombea, Jonathan Tarud, llegó a San Francisco “maletiando”, cuenta que “no tenía oficina, así que las citas las programaba en cafés, allí me quedaba todo el día y pedía un café cada hora para que no me sacaran de lugar, afortunadamente aquí la gente es muy cumplida con el horario de las citas”.

Tarud indica que una vez llegó a San Francisco, en 2007, hizo una lista de las cosas que no quería terminar realizando y otra de las que sí quería hacer. “Quería desarrollar aplicaciones y eso estaba claro”, dice.

Como buen costeño, Jonathan Tarud es muy franco y durante la charla con los empresarios reveló sin tapujos la realidad de los negocios en San Francisco.

Resaltó, por ejemplo, la cultura: “Acá se programa todo por correo para una cita, hay que saber mantener las distancias”, aconsejó y agregó “en San Francisco no se pierde el tiempo las personas van director al punto”.

Sugirió que al momento de lograr los negocios se debe tener todo listo, contratos, documentos y si es posible asesoría de un abogado para evitar inconvenientes legales.

Para este empresario, no se puede ser experto en todo, “aquí no caben los toderos, es mejor ser expertos en dos cosas específicas y hacer bien el trabajo para no quedar mal. En esta ciudad los clientes son agradecidos y la confianza es primordial para conseguir clientes”.

Concluye que en Estados Unidos hay empresas para todas las tecnologías pero hay que ser fieles a los que cada empresario sabe hacer.

“No moldeen su idea de negocio, especialícense en un segmento, en este país y en esta ciudad hay oportunidades para todos”, señala.

Actualmente Koombea tiene 90 empleados, tiene oficinas en Bogotá, Barranquilla y San Francisco, pero en esta última ciudad tiene más del 90% de sus clientes

Heisonhn

Heisonhn es una compañía colombiana con 30 años en el mercado y 800 empleados que, con el apoyo de Global Tech, empresa de consultoría instalada en San Francisco, logró negocios con Tibco.

La representante de la compañía colombiana es Diana Gómez, gerente técnica, quien desde hace varios meses se radicó en la capital tecnológica de Estados Unidos.

Gómez deja claro que cerrar el negocio, que consiste en proveer desarrollos digitales, no fue fácil. Inicialmente Tibco les dio un contrato de tan solo dos meses, lo que ella considera un período de prueba. Una vez satisfechos con el trabajo tenían un pie adentro.

“Hicimos inversiones, nos tocó enviar un ingeniero para que trabajara para Tibco durante algún tiempo, pero esa inversión salió de nosotros”, dice.

Cuenta que romper el hielo no fue fácil, pero logró cambiar y mezclarse en el mundo de la compañía.

“Cuando llegue fue muy duro, después me reunió con cada uno de los colaboradores de mi área y les contaba mis expectativas, así rompí el hielo”, afirma.

Agrega que la filosofía de la compañía es distinta y está basada en la confianza y la agilidad, “aquí hay retroalimentación, muy poco papeleo”.

Indica que los productos preferidos son los de Marketing y las aplicaciones rápidas pero efectivas.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?