| 7/29/2013 4:00:00 PM

Codensa obtuvo un ‘pico’ en sus ganancias

Codensa presentó el balance de su gestión financiera y operativa del primer semestre del año, en el que registró una utilidad neta de $251.247 millones.

Estas utilidad representa un margen neto de 16% sobre el total de los ingresos operacionales, lo que a su vez significa un incremento de 1,70% respecto al mismo período del año pasado.

Por su parte, el costo de ventas de la Compañía ascendió a $1’134.021 millones, mostrando un incremento respecto al año anterior de 1,75%, como resultado de las mayores ventas de energía durante este período.

Codensa generó en los primeros seis meses del año un Ebitda de $524.605 millones, levemente inferior al generado durante el primer semestre de 2012 (0,64% menor), equivalente a un margen sobre ingresos de 33,40%.

Al cierre de junio de 2013, los activos totales de la Compañía ascendieron a $5’269.470 millones, mientras que el pasivo total alcanzó $2’408.934 millones, equivalente a 45,71% del total de los activos, frente a 43,90 % registrado a junio de 2012.

La deuda financiera, incluyendo intereses de corto plazo, sumó $1’030.539 millones, presentando una disminución de 7,30% con respecto a diciembre de 2012.

Durante este período, el patrimonio de Codensa ascendió a $2’860.536 millones, representando 54,29% del total de los activos.

Durante el primer semestre del año, la Compañía realizó inversiones del orden de $93.500 millones, orientadas al mejoramiento de la calidad del servicio y enfocadas al fortalecimiento de la infraestructura, mantenimiento y expansión de redes.

Dentro de estos trabajos se destacan los realizados en redes y transformadores, que permitieron conectar a más de 27.000 nuevos clientes.

También se destaca la modernización y puesta en servicio de uno de los Centros de Control más modernos de América Latina, en el que se invirtieron alrededor de US$8,8 millones ($17.000 millones).

Después de diez años de funcionamiento y una inversión inicial de alrededor de US$21 millones ($40.000 millones), el ‘cerebro’ de la operación de la Compañía fue renovado con sistemas que permiten la optimización del tiempo de atención de fallas y contribuyen a mejorar la calidad del servicio mediante el seguimiento en tiempo real de la infraestructura de la red eléctrica de Bogotá y Cundinamarca, donde la Compañía presta servicio. Desde el Centro de Control se monitorean y coordinan los trabajos realizados en 122 subestaciones, 928 circuitos y más de 19.000 kilómetros de red de Media Tensión, tanto de zona urbana como rural. Además, permite el seguimiento de alrededor de 50.000 puntos donde se encuentran ubicados equipos e infraestructura de la red eléctrica de la Compañía.

En cuanto a la calidad del servicio, se puede decir que durante el año, la cantidad de fallas en y la duración de las mismas han disminuido en 28% y 22%, respectivamente. Adicionalmente, se ha disminuido en 27% el número de clientes que ha tenido interrupciones en el servicio, ya sea por trabajos programados o por fallas. Otro indicador positivo es el relacionado con los cortes debido a trabajos de mantenimiento, se ha logrado afectar a 26% clientes menos y los cortes han disminuido en duración 69,6%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?