| 2/18/2014 10:15:00 AM

Coca Cola reduce sus ganancias

Las ganancias alcanzaron los US$8.584 millones en 2013, un 4,8% menos que los US$9.019 millones del ejercicio anterior, en buena parte debido a cuestiones relacionadas con el cambio de divisas.

La facturación anual bajó un 2% hasta US$46.854 millones, mientras que el beneficio por acción se situó en US$1,90, un 3 % menos que los US$1,97 de 2012, según detalló la compañía de Atlanta (Georgia) en un comunicado.

El volumen de productos vendidos subió un 2% anual, aunque los ingresos económicos fueron menores debido al cambio de divisas y los cambios estructurales.

En el último trimestre, el período en el que centran su atención los analistas financieros, el beneficio neto de Coca Cola bajó un 8,3% hasta los US$1.710 millones, después de un retroceso de 4% en sus ingresos hasta los US$11.040 millones.

El beneficio trimestral por acción fue de 0,38 dólares, frente a los 0,41 dólares del cuarto trimestre de 2012.

La compañía anunció también una expansión de su programa de mejora de la productividad para generar un incremento gradual del ahorro hasta US$1.000 millones para 2016.

"2013 ha estado marcado por los retos macroeconómicos en muchos mercados de todo el mundo", señaló en el comunicado el presidente y consejero delegado de Coca Cola, Muhtar Kent, quien recalcó que aunque la compañía no fue "inmune" a esos problemas, logró "resultados financieros sólidos en línea con nuestros objetivos de beneficios a largo plazo".

Los resultados trimestrales tanto en ingresos como en beneficio por acción fueron inferiores a los que habían previsto los analistas financieros, por lo que las acciones de la compañía bajaban un 2,39 % en las operaciones electrónicas previas a la apertura de la Bolsa de Nueva York, donde Coca Cola figura en el índice Dow Jones de Industriales.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?