| 12/2/2013 9:30:00 AM

Ciberlunes: día de mayores compras y robos por internet

Las vacaciones de Acción de Gracias suelen ser días de compras histéricas en Estados Unidos.

;
BBC
Lo volvieron a demostrar escenas de tensión protagonizadas por compradores en busca de grandes ofertas en algunos centros comerciales del país.

Pero para la caza de precios de descuento hay una alternativa más tranquila: internet; y para eso está el "ciberlunes".

Desde que surgió allá por 2005, es el día de las compras en línea por excelencia en Estados Unidos.

El problema es que esta tranquilidad tiene un precio. Si bien es el día más propicio para encontrar gangas, también es el más probable para ser víctima de fraude y, sobre todo, robo de identidad.

El propio Buró Federal de Investigaciones (FBI) lo reconoce cuando señala que "el ciberlunes conlleva el riesgo de fraude; los consumidores a veces pierden dinero, reciben mercancía defectuosa o son víctimas de fraude con sus tarjetas de crédito".

"Como con toda la tecnología, comprar por internet tiene beneficios y riesgos. Comprar en línea es cómodo y facilita comparar información, pero los consumidores deben hacer su tarea antes de dar la información de su tarjeta de crédito", advirtió la fiscal Barbara L. McQuade.

Por su parte, el agente especial del FBI Paul Abbate le pidió al público que estuviera bien alerta.

"El FBI ve un significativo aumento de estafas en el ciberlunes", dijo al explicar que sobre todo se trata de estafadores haciéndose pasar por tiendas conocidas.

"Viernes negro" contra ciberlunes

La Federación Nacional de Comercios (NRF, por sus siglas en inglés) calcula que este año las ventas del "viernes negro" podrían aumentar un 3,9%. Para el ciberlunes, el pronóstico es incluso más optimista: estima que la escalada superará el 15%.

La NFR calcula que más de 140 millones de personas planeaban hacer compras estas vacaciones. De ellas, unas 20 millones lo harán por internet el ciberlunes, lo que generará -sumado el fin de semana- unos US$82.000 millones en ventas.

"Tenemos una caída en el número de quienes compran en tiendas, al tiempo que crece la cantidad de gente que dice que planea comprar el ciberlunes", le dijo a BBC Mundo Steven Kirn, director ejecutivo del Centro David F. Miller para Educación e Investigación en Consumo de la Universidad de Florida.

Kirn considera que, para estar seguro, bastan tres medidas básicas: "Comprar en una tienda de confianza, asegurarse de que la página esté encriptada y procurar usar una tarjeta de crédito en lugar de una de débito, porque tiene más opciones si hay un problema".

Robo de identidad

Por su parte, el fundador de la Cámara Hispana de Comercio Electrónico en EE.UU., Tyde Aburto, le dijo a BBC Mundo que considera el robo de identidad "el principal problema que se enfrenta antes de la compra en internet".

"Desafortunadamente, es durante el ciberlunes que las personas que se dedican a eso ponen más infraestructura para tratar de encontrar brechas en la seguridad y robar información", le dijo Aburto a BBC Mundo.

Por eso, Aburto insiste en la necesidad de acudir a sitios que sean de confianza y en los que se vea, en el navegador, que la información está encriptada.

"Las páginas seguras aparecen identificadas como encriptadas y muestran sus certificados de seguridad. En sitios más pequeños, compartir datos sensibles como los de la tarjeta de crédito sólo es recomendable si se ofrece ese nivel de seguridad", agregó.

Según se van popularizando los dispositivos móviles, cada vez es más habitual que se usen teléfonos y tabletas para hacer compras en línea. De ahí que sea el sector en el que más invierten tanto las tiendas de comercio electrónico como los amigos de lo ajeno.

La empresa de prevención del fraude en comercio electrónico Javelin Strategy and Research calcula que un 1,3% de las transacciones basadas en móviles son fraudulentas, casi un tercio más que el 0,8% de las de una computadora de escritorio.

Kent Lawson, presidente ejectuvio de Private Communications Corporation, le explicó a BBC Mundo: "Todo lo que se transmite por redes inalámbricas puede ser captado por alguien más, en tanto se trata de señales de ondas de radio que pueden ser captadas casi por cualquiera en el rango adecuado".

"La principal técnica se llama sniffing; es como escuchar una señal de radio con un receptor que capta lo que emite el wifi", dijo Lawson.

"La otra es la de usar un punto de acceso rogue, un servidor de wifi que capta los datos de las personas".

El experto en seguridad informática afirmó que "la única forma de protegerse es encriptar lo que recibes y transmites con un Virtual Private Network (o VPN)".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?