| 5/6/2014 11:00:00 AM

Cemex construirá planta en Nicaragua

Será construida en Ciudad Sandino, en el departamento de Managua, y la empresa espera que con la nueva unidad su capacidad de producción de cemento en Nicaragua se incremente en un 104%.

Cemex Latam Holdings, subsidiaria de la cementera mexicana Cemex, anunció el inicio de la construcción de una nueva planta de molienda de cemento en Nicaragua, en la cual invertirá US$55 millones.

Cemex Latam Holdings (CLH), que tiene su dirección ejecutiva en Bogotá, calcula que con la nueva planta su capacidad de producción en el país centroamericano alcanzará las 860.000 toneladas de cemento en 2017.

Según la compañía, el proyecto se ejecutará en dos fases, en la primera de las cuales se invertirán aproximadamente 30 millones de dólares para la adquisición de infraestructura e instalación de un molino de cemento con una capacidad de producción de aproximadamente 220.000 toneladas.

Se espera concluir esta fase a finales del primer semestre de 2015, agregó la empresa.

La segunda fase comprenderá la instalación de otro molino de cemento con capacidad similar y con una inversión de aproximadamente 25 millones de dólares que estará terminada a finales de 2017. "Con este incremento en la capacidad de producción, CLH refuerza su compromiso con Nicaragua, creando las condiciones para contribuir a su desarrollo y garantizando el suministro de uno de los materiales básicos para la construcción de vivienda e infraestructura", afirmó el director de la compañía en ese país, Andrés Jiménez, citado en un comunicado.

Según la empresa, durante la etapa de construcción se generarán más de 200 empleos directos e indirectos, así como 100 empleos directos e indirectos una vez se inicien las operaciones.

Cemex Latam Holdings tiene actividades en Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Brasil.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?