| 11/6/2013 5:30:00 AM

La baraja de Celsia

En diálogo con Dinero.com, el Presidente de Celsia, Juan Guillermo Londoño, habló de los planes de la empresa que se desarrollan paralelamente a la estructuración de la compra de Isagen.

Se acerca el fin de año y el Gobierno Nacional aún no inicia el proceso de venta de Isagen. Los interesados, entre ellos Celsia, están expectantes a las reglas del juego, y a la vez, evalúan alternativas distintas para incrementar el valor de sus compañías.

En el caso de Celsia, su Presidente Juan Guillermo Londoño, habló con Dinero.com de la constante evaluación de proyectos y alternativas que está contemplando la compañía. Aparecen en el mapa nuevas tecnologías y nuevas geografías.

“Adelantamos estudios de luminosidad, de régimen de vientos en la zona del Caribe colombiano, para el desarrollo de las tecnologías, eólica, solar y fotovoltaica. También estamos mirando tecnologías de generación térmica” puntualizó Londoño.

Así mismo la empresa busca quedarse con proyectos de mediana capacidad en el país, es decir con pequeñas centrales hidroeléctricas en el país, que les permitiría sumar capacidad de generación. Sin embargo la ambición de la empresa pasa las fronteras y evalúa las posibilidades de quedarse con proyectos en Panamá, Chile y Perú, entre otras geografías.

Pero aclara Londoño que estas posibilidades se desarrollan paralelamente a la estructuración del plan para adquirir la participación del Gobierno en Isagen.

“Ese interés persiste y estamos a la espera del reglamento de la primera fase y la segunda fase. Estamos con todo el interés por su gente, por los activos por su participación en el mercado, y creemos que podría ser la opción del fortalecimiento de un jugador netamente privado, y listado en el mercado público de valores, que tendría la posibilidad de crecer por mercados fuera de Colombia” sostuvo Londoño.

Así mismo el directivo habló del impacto que han tenido los ataques terroristas a la infraestructura energética del país. “Octubre ha sido un mes duro para la infraestructura eléctrica del país, ha habido una voladura de torres muy importante, especialmente en el suroccidente colombiano donde nosotros hemos tenido afectaciones al igual que otras compañías, (…) esto ha tenido afectado el servicio en Tumaco, y en la región del litoral pacífico colombiano”.

Así mismo aseguró que el Gobierno Nacional ya tomó las medidas necesarias para revertir esta situación de cara al futuro, en cuanto a las reparaciones de la infraestructura afectada aseguró que las torres afectadas ya están rehabilitadas para lo cual tuvieron que traer tecnologías unas torres canadienses que se montan provisionalmente muy rápido, para que el servicio tuviera los menores traumatismo posibles, sin embargo eso les significó cinco días por fuera la central Salvajina que no pudo inyectar su energía al sistema eléctrico nacional.

Finalmente se refirió a los proyectos en construcción los cuales en su mayoría iniciarán operaciones al cierre del segundo semestre de 2014.

“En Alto Tuluá faltan por invertir $15 mil millones ya que esta central está en reconstrucción por los atentados terroristas del año pasado. Reconstruir esa central, dado que dependemos de proveedores del exterior tanto en generadores como en todo lo que es el componente de turbinas no la podremos poner en operación hasta final del próximo año” puntualizó.

Así mismo señaló que hacen falta por invertir $100 mil millones, en subestaciones que están hechas para poder dar mayor confiabilidad a toda su red de distribución y para ampliar la capacidad en las áreas de influencia donde se presta el servicio de distribución. Estas estarán concluidas de aquí al primer trimestre del año entrante.

En conclusión este jugador del sector energético iniciará varios de sus proyectos a finales de 2014, además espera la licencia ambiental de Provenir II para comenzar a construirlo en el segundo trimestre del año entrante. No resta sino esperar a ver qué le aportan estas centrales a su capacidad de generación. A esto sumado los recursos a los que pueda acceder en el mercado de capitales, bonos ordinarios, ya que descartaron nuevas emisiones de acciones, para terminar de construir sus proyectos, y además, tener un buen colchón para cuando llegue la hora de pujar por Isagen.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?