| 9/23/2013 12:00:00 PM

Llegan a un acuerdo

Cerca de 10.000 trabajadores de la contratista de Reficar, CBI Colombiana, continuarán en normalidad laboral.

Después de casi dos meses de negociación y una declaratoria de hora cero, el viernes anterior, CBI Colombiana S.A. y la Unión Sindical Obrera -USO- firmaron un acuerdo integral que ha de garantizar la normalidad laboral y el progreso requerido por el proyecto durante todo el tiempo que resta de ejecución.

La convención cobija a los más de 10.000 trabajadores en oficios de construcción de CBI Colombiana S.A.  Adicional al incremento salarial por escala y labor realizada, el acuerdo logrado entre el sindicato y CBI Colombiana S.A. comprende los siguientes otros aspectos:

• Pago del día 31, cuando efectivamente, éste sea trabajado.
• Pago de auxilio de alimentación, por una suma de 180 mil pesos.
• Suministro de refrigerio, después de dos horas extras laboradas luego de la jornada ordinaria.
• Pago de auxilio de movilización para el personal nacional empleado, proveniente de fuera de Cartagena y sus alrededores, por 1 millón 200 mil pesos mensuales.
• Pago, por una vez, de bono por firma de convención por una suma de 500 mil pesos.

Así mismo, se definió el ajuste salarial a partir de la firma de la convención como se detalla a  continuación:


• 2.0% a la firma de la convención y hasta 31 de diciembre de 2013
• IPC + 0.75% para el año 2014
• IPC+ 0.25% para el año 2015

Según Reficar, este acuerdo es el resultado de un pacto de voluntades y de relaciones de confianza construidas a partir del reconocimiento de  la trascendencia e importancia de dar continuidad al desarrollo del proyecto de ampliación y modernización de la refinería de Cartagena, de alcanzar los índices de progreso requeridos y el compromiso de mantener completa la normalidad laboral.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?