| 1/14/2015 6:25:00 PM

Slim, es ahora el principal accionista de NY Times

La compañía dijo que el maganate y las entidades que controla, invirtieron recientemente cerca de US$101 millones para ejercer certificados de opción de compra de acciones y adquirieron 15,9 millones de acciones.

The New York Times Co. informó que el magnate mexicano Carlos Slim es ahora el principal poseedor de sus acciones en el mercado abierto.

El magnate mexicano de las telecomunicaciones se convirtió el miércoles en el principal accionista del diario estadounidense The New York Times, tras adquirir 15.9 millones de acciones del medio de comunicación a cerca de la mitad de su precio en el mercado, dijo el periódico en un comunicado.

La ejecución de warrants que adquirió el millonario mexicano en el 2009, a cambio de un préstamo a la "Dama Gris" por unos 250 millones de dólares, llevó su tenencia total de acciones comunes clase "A" del diario a 27.8 millones de títulos, agregó The New York Times.

La operación, a 6.3572 dólares por título, un poco más de la mitad del precio de mercado del miércoles de 12.28 dólares, llevó al magnate a sobrepasar a la firma Fairpointe Capital LLC como el mayor propietario de acciones comunes del diario, según información en un reporte financiero del NYT.

Slim ha dicho en el pasado que la inversión en el célebre periódico estadounidense es netamente financiera.

La estructura accionaria del periódico deja en manos de un fideicomiso de acciones clase "B", que no son públicamente negociadas, la elección de la mayor parte de los miembros de la junta directiva de la firma.

El diario dijo que usará los aproximadamente 101 millones de dólares producto de la operación para la recompra de acciones clase "A" en operaciones de mercado, cuando las condiciones del mercado lo permitan.


Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?