| 4/24/2015 3:00:00 PM

Canacol remplaza crédito

Canacol remplazará un crédito por US$200 millones de corto plazo por uno con un vencimiento posterior. Esto se logró tras un acuerdo con un sindicado de bancos liderado por BNP Paribas.

Canacol anunció que ha ingresado en un acuerdo crediticio para un crédito senior garantizado a largo plazo por US$200 millones con un sindicado de bancos liderados por el BNP Paribas, el cual actúa como “Sole Lead Arranger” y “Sole Bookrunner”, e incluye a Davivienda, Citibank, Bladex, ICBC, BICSA y Banco de Occidente.

Se estima que el fondeo del nuevo acuerdo crediticio se realice el o cerca del 28 de abril del 2015.

El nuevo crédito a término reemplazará el actual acuerdo crediticio existente de la corporación y brindará los siguientes beneficios: 1) difiere el pago de amortizaciones hasta el 31 de diciembre del 2017, permitiéndole a la compañía destinar capital a proyectos relacionados con producción con altos “netbacks” – ganancias operacionales, en vez de destinarlo al servicio de la deuda; y 2) establece ciertas cláusulas financieras con el fin de mitigar la actual y la anticipada debilidad en el largo plazo de los precios del petróleo.

El crédito a término de US$200 millones tiene como vencimiento el 30 de septiembre del 2019, intereses pagaderos trimestralmente y el principal pagadero en 8 cuotas iguales trimestrales a partir del 31 de diciembre del 2017, después de un periodo de gracia inicial.

El crédito a término tendrá una tasa de interés de Libor más 4.75% y estará asegurado por todos los activos materiales de la Corporación.

Los ingresos del crédito a término serán utilizados para el pago del principal (US$176 millones de) y los intereses acumulados del crédito a término existente de la corporación, los costos de la transacción y otros fines corporativos generales.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?