| 5/8/2016 12:01:00 AM

La aplicación de Silicon Valley que combate el bajo nivel de inglés

La mayoría de estudiantes colombianos estudiaron inglés alguna vez en su vida. Sin embargo, solo tienen unas bases debido a que la calidad de los programas no es la adecuada, explicó la experta. Foto: Bloomberg

Dos exempleados de Google descubrieron la importancia de intercambiar el conocimiento y por ello desarrollaron una plataforma con la cual combaten los bajos niveles de inglés en las naciones emergentes.

Cambly es el nombre de la plataforma tecnológica que conecta a tutores nativos de todo el mundo con personas que quieren aprender inglés y que tal vez no cuentan con los recursos necesarios para realizar un viaje de intercambio.

La historia de la compañía se remonta al año 2012 cuando el canadiense Sameer Shariff viajó a Argentina y tuvo la oportunidad de compartir su idioma con más personas.

Tras esa experiencia se concentró en el desarrollo de una ‘app‘ que más tarde se convertiría en un puente para masificar la enseñanza del inglés en regiones como Medio Oriente, Asia del Este y América Latina.

Antes de concretar su proyecto, el ingeniero tuvo que participar en rondas de inversión y completar procesos de aceleración junto con su colega y también exempleado de Google, Kevin Law.

Luego de meses de trabajo lograron poner en marcha su proyecto en Silicon Valley (California), considerada la meca de la innovación y el emprendimiento a nivel global, y ahora ofrecen su servicio a unos 190 países del mundo.   

Dicha herramienta fue lanzada en septiembre del año pasado en América Latina y ya ha logrado consolidar un portafolio de más de 20.000 usuarios (20% de la operación global).

La compañía identificó una gran oportunidad de expansión en dicho mercado, dado el bajo nivel de inglés de la población. Un aspecto que limita no solo las oportunidades laborales de los estudiantes, sino también la competitividad de los países.

Lea también: El inglés todavía es “un lujo” y se aleja de ser una necesidad para los Gobiernos 

Y es que la región, según el Índice del Nivel de Inglés EF (EF EPI), aún tiene enormes desafíos que resolver en dicha materia. De hecho, Argentina fue la única nación latinoamericana que logró colarse en el ‘top 20’ con un porcentaje de 60,26.

Para contrarrestar ese nivel, los encargados de Cambly decidieron apostarle a la región y ahora el número de usuarios registra una tasa de crecimiento mensual de entre el 20 y el 30%.

Desde estudiantes, padres de familia interesados en ayudarles a sus hijos a realizar las tareas en inglés y empresarios, son solo algunos de los principales clientes de esta plataforma.

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero la gerente de la compañía para América Latina, Karen Acosta, quien considera que el aprendizaje del inglés se ha visto afectado por barreras culturales y también por las limitantes del sistema educativo.  

La mayoría de estudiantes colombianos estudió inglés alguna vez en su vida. Sin embargo, solo tienen unas bases debido a que la calidad de los programas no es la adecuada, agregó Karen Acosta.

En este complejo escenario se han popularizado herramientas por internet como como Cambly, la cual ofrece tutorías con maestros de países como Australia, Canadá o Estados Unidos.

La herramienta, disponible en teléfonos inteligentes y también en versión web, se descarga de manera gratuita y ofrece 5 minutos gratis a los estudiantes nuevos. Tras este tiempo el alumno debe escoger el tipo de plan que más se ajuste a sus necesidades y posibilidades económicas (los programas empiezan en US$15 y van hasta los US$300).

Sin embargo, no es la única herramienta que ha ganado terreno en el mercado local. La plataforma estadounidense Coursera también ha identificado el potencial de crecimiento en la región y ahora ofrece más de 150 cursos virtuales nuevos en distintas áreas.

Colombia, con 240.000 usuarios registrados, es el décimo mayor mercado a nivel mundial y tercero de habla hispana en Coursera, la cual además logró sellar alianzas estratégicas con instituciones académicas como la Universidad de los Andes de Bogotá.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.