| 5/17/2014 12:20:00 PM

Reconocimiento de Camacol a empresarios

La Cámara Colombiana de la Construcción realizó el lanzamiento de la fase II de su programa de responsabilidad social “Comunidad Somos Todos: Viviendas, Vidas y Vínculos”.

Gracias al acompañamiento comunitario que hacen las empresas del sector edificador, 14 proyectos del plan de las viviendas ciento por ciento subsidiadas, que recibirán a 20 mil familias, se involucraron en la primera fase del programa de acompañamiento comunitario “Comunidad somos todos: viviendas, vidas y vínculos”.

En el lanzamiento de la segunda fase, que tuvo lugar en la Galería Casa Cano, se realizó una muestra fotográfica en la que se plasmaron los sentimientos de las familias beneficiarias en sus nuevos hogares.

Además, Camacol hizo un reconocimiento a las constructoras Eco, Integrar, y Cemex por las buenas prácticas empresariales en el tema de acompañamiento durante la primera fase del Programa.

El primer reconocimiento lo recibió Alberto Gaviria de la constructora Integrar, quien ha beneficiado a más de 481 familias gracias al acompañamiento que realiza en el proyecto Molinos en Palmira.

La empresa Cemex Colombia que espera recibir 3.000 familias al finalizar el programa, y que ha implementado este mismo modelo en otros proyectos, también recibió un reconocimiento por el trabajo que ha venido realizando en el proyecto Urbanización El Recuerdo en Montería.

El tercer reconocimiento fue para la constructora Eco, que implementa la iniciativa de Comunidad Somos Todos en dos proyectos: Bosques de Bengala en Manizales, para 240 familias, y Ciudadela Real en Malambo, para 720 familias.

“El Ministerio de Vivienda ha sido un gran aliado en este proceso y ha ido más allá, creyó en el sector para sacar adelante el programa de la 100 mil viviendas, y ahora nos apoya en todo este proceso de brindar un asistencia social a los beneficiarios”, manifestó Sandra Forero, presidente Ejecutiva de Camacol.

Por su parte, el viceministro de Vivienda, Guillermo Herrera, resaltó la importancia de apoyar y adelantar este tipo de proyectos, quienes requieren de un acompañamiento permanente debido a sus condiciones de vulnerabilidad y cambio en su estilo de vida.

“Estos proyectos de acompañamiento social que van de la mano, Minvivienda – Camacol, no solo mejoran la comunicación entre las constructoras y las familias beneficiarias también asegura la sostenibilidad de los proyectos mediante el fortalecimiento en temas de apropiación, ciudad de las viviendas y la generación de nuevas comunidades en torno a la tolerancia y la paz”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?