| 5/13/2014 9:19:00 AM

Biblias y libros digitales, lo más pedido

El encuentro comercial de Proexport Colombia finalizó con expectativas de negocios por US$12 millones con más de 100 compradores extranjeros y 150 exportadores colombianos participantes.

Además de su literatura, Colombia está siendo reconocida como un centro editorial que ofrece diferentes opciones para importar y llenar bibliotecas, librerías, universidades y colegios del mundo. La rueda de negocios que realizó Proexport en las Feria del Libro de Bogotá fue prueba de ello, pues entre los productos con mayor demanda estuvieron las biblias, los libros digitales y los servicios de impresión. Fue además un escenario en donde se mostraron las principales tendencias del negocio mundial de las editoriales.

Por ejemplo el Antonio Monroy, de Ediciones San Pablo, ya no solo vende biblias sino también textos con valores agregados porque "el mercado está cambiando, hoy para vender un producto de gran formato se necesita ponerle un valor agregado multimedia. Entonces a una biblia de gran formato le agregamos un producto interactivo sobre cómo leerla o un atlas bíblico para que la gente pueda orientarse", explicó.

La reunión comercial, que contó con el apoyo de la Cámara Colombiana del Libro y Corferias, fue entre más de 100 compradores de 18 países y 150 exportadores colombianos, dejó expectativas de negocios por US$12 millones, ventas en sitio de US$3,9 millones y 1.100 citas cumplidas por los participantes, según confirmó María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport.

Entre los participantes también estaba Jaime Carvajal, representante de Librerías Crisol, una de las más grandes de Perú y Ecuador, quien salió con negocios que le valieron un contenedor lleno de libros colombianos de diferentes temas como infantiles, técnicos y de interés general. La empresa, dueña de 16 librerías en Lima, nueve en provincias de Perú y cinco en Quito, es líder en un mercado como el peruano que está exigiendo nuevas propuestas editoriales. "Hace siete años se implementó el Plan del Lector, el cual estableció un libro por mes, incluso en vacaciones, que todos los alumnos de educación primaria y secundaria deben leer, y eso ha dinamizado la demanda", añadió.

En cambio en Costa Rica, según el comprador Leopoldo Escobar, la oportunidad está en materiales didácticos y educativos, "especialmente para las escuelas primarias con productos que refuercen el aprendizaje. Para personas con problema de aprendizaje también".

Otro empresario que logró negocios durante la rueda de Proexport, fue el español Ramiro Galán, de Editorial Ra-ma. "Hemos firmado cuatro acuerdos bastantes provechosos, sobre todo en libros digitales, producto con el que todavía no teníamos presencia, es un canal de venta que no teníamos".

Entre los compradores se encontraban distribuidores, librerías, agentes literarios y bibliotecarios de 18 países: Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Francia, Estados Unidos, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?