| 3/26/2014 4:50:00 PM

En firme diálogo de Avianca y pilotos

Avianca y la Asociación Colombiana de Aviadores acordaron una mesa de concertación para el dialogo y llegar a un acuerdo. De no darse habrá Tribunal de Arbitramento.

La aerolínea Avianca desde el pasado viernes 21 de marzo dio trámite a la reunión de instalación e inicio la etapa de arreglo directo entre la empresa y los representantes de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles.

En caso de concluirse esta etapa y no llegarse a un acuerdo entre las partes, el asunto debe ser atendido por un Tribunal de Arbitramento conformado según lo establecido en el Código Sustantivo del Trabajo.

De acuerdo con la aerolínea el fallo de este tribunal tendría efecto vinculante para ambas partes y pondría fin al proceso de negociación colectiva.

Finalmente, respecto a la información publicada en algunos medios referentes a una eventual huelga de pilotos de la compañía, Avianca descarta totalmente esa posibilidad.

Vale la pena recordar que el 65% de los pilotos de la compañía ha acogido integralmente el Plan Voluntario puesto a su consideración en octubre de 2013.

La empresa espera que las diferencias con los pilotos representados por la asociación se resuelvan a través de los mecanismos establecidos legalmente: el diálogo directo o, en su defecto, mediante un Tribunal de Arbitramento.

Pilotos

Luego de que la justicia colombiana le ordenara a la administración de Avianca iniciar las conversaciones de arreglo directo en torno a nuestro pliego de peticiones, asistimos a la reunión citada por la empresa.

Aun cuando el inicio de las negociaciones significa un importante logro para los pilotos que se han mantenido firmes en los principios de la asociación, “nos preocupa el hecho de que la administración insista en la violación de nuestros derechos”.

“Tal como ocurre al negar los permisos sindicales para los pilotos que hacen parte del equipo negociador; más allá de contar con el tiempo para prepararse y para asistir a los encuentros, nos referimos a lo que esto implica para la representación de todos los pilotos quienes designaron a un grupo precisamente para llevar su voz a la mesa de diálogo”, explicaron.

Este hecho es, además de violatorio de “nuestro derecho de negociación, completamente contrario a la voluntad y disposición que esperamos de la empresa”.

El inicio de las negociaciones supone la suscripción de un acta que la compañía no tuvo voluntad de firmar; en razón a ello, acordamos que cada una de las partes redactará un acta que posteriormente radicará en el Ministerio de Trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?