| 3/10/2015 7:00:00 AM

10 aspectos legales que debe tener en cuenta un emprendimiento

Crear empresa es uno de los sueños de muchos profesionales. Para que una idea se convierta en negocio hace falta mucho más que ingenio y dinero. La parte legal es uno de los temas más importantes y a la que se le debe prestar mucha atención.

Las nuevas empresas suelen pensar que los aspectos legales son algo secundario y es mejor dejarlo para después, cuando ya el negocio esté consolidado. “Nada más equivocado”, manifiesta Juan Carlos Palau, abogado especializado en emprendimiento, “pues de no atender estos temas desde el principio se puede comprometer la viabilidad y el futuro de la empresa”.

Dinero consultó a Palau sobre los 10 aspectos legales, que en su criterio, se deben tener en cuenta durante las fases iniciales de una empresa nueva. Para el experto, estas son las preguntas que debe plantearse un emprendedor:

1. ¿Es su modelo de negocio legal, está regulado o requiere autorización?
Existen muchas actividades que requieren autorización de las autoridades gubernamentales, como por ejemplo, las financieras, intermediación laboral, salud, telecomunicaciones y transporte. Es mejor estar seguros de esto antes de empezar y tener que hacer ajustes sobre el camino, que pueden resultar costosos o hacer que la empresa no sea viable.

2. ¿Está usando los instrumentos societarios adecuados?

El riesgo de hacer actividades comerciales a título personal es que se pone en juego el patrimonio propio. Para esto existen las sociedades, que permiten acotar el riesgo comercial a los activos y aportes destinados a la empresa exclusivamente. También es importante usar tipos societarios modernos y flexibles, tales como la SAS.

3. ¿Está usted accediendo a los beneficios tributarios que la ley pone a su disposición?
La Ley 1429 de 2010 tiene una serie de beneficios fiscales para pequeñas empresas (máximo 50 trabajadores y 5.000 SMLV en activos), que incluyen tarifas del 0% en impuesto de renta (primeros 2 años) y cero retención en la fuente (5 primeros años). Esto tiene un efecto muy importante en el flujo de caja, que tiende a ser escaso en los primeros años.

4. ¿Está usted implementando formas de contratación de talento costo eficientes?
Una empresa nueva necesita mucho talento, de hecho, el factor humano es lo que más vale en una empresa. Sin embargo, reclutar personas calificadas es costoso, especialmente, para una empresa que está empezando. Para eso existen esquemas como los “vesting agreements” o “acuerdos de adquisición de derechos” que permiten dar participaciones accionarias pequeñas gradualmente a lo largo del tiempo, lo cual es un incentivo importante para quienes un salario no es tan importante, sino que quieren ser propietarios.

5. ¿Está usted empleando estructuras legales adecuadas para conseguir financiamiento?
Salvo que tenga activos que lo respalden, es muy difícil que la banca tradicional otorgue créditos a las nuevas empresas. Sin embargo, para las primeras fases existen inversionistas de capital semilla e inversionistas ángel. Para vincular estos capitales, existen notas convertibles en acciones y acuerdos de accionistas especializados. Tenga en cuenta que estos instrumentos serán exigentes en cuanto al manejo de la empresa se refiere, pero son un importante paso para acceder a inversionistas más grandes, como los fondos de capital privado.

6. ¿Está usted protegiendo la propiedad intelectual y los secretos industriales de la nueva empresa?
Todo lo que tenga un componente intelectual creado al interior de una empresa, como obras literarias, software, diseños gráficos, etc. tiene un valor moral y económico y la ley da esta protección (Ley 23 de 1982). Sin embargo, para efectos de publicidad ante terceros, es importante registrar estos derechos en la Dirección Nacional de Derechos de Autor.

7. ¿Está teniendo usted cuidado con la información personal de sus clientes?
Hay muchas empresas que manejan información personal de sus clientes. Esta información se debe mantener en estricta reserva, y si se va a dar un uso comercial a la misma, se necesita autorización de su titular (Ley 1581 de 2013).

8. ¿Está usted excediéndose en las garantías de calidad que da sobre su producto?
Cuando se trata de empresas que van a comercializar plataformas tecnológicas, es importante hacer la salvedad en los contratos con los clientes que estas no son infalibles y que a veces, pueden caerse. De lo contrario, las pérdidas por responsabilidad pueden ser muy grandes.

9. ¿Tiene instrumentos legales para exigir a sus aliados en el extranjero?
Es muy importante que los esquemas de distribución y comercialización con empresas en el extranjero queden consignados en contratos. Estos contratos permitirán exigir derechos en cualquier evento de incumplimiento y además es usual que contengan cláusulas de arbitramento en el extranjero para empresas pequeñas, lo cual permite una manera ágil de reparación.

10. ¿Tiene su modelo de negocio riesgos reputacionales?

Existen muchas actividades que aunque no se encuentran prohibidas legalmente, pueden resultar siéndolo en la percepción de las personas, como por ejemplo, la de dar recompensas por objetos personales perdidos. En este caso, el manejo no será jurídico, sino a través de asesorías en medios para transmitir los mensajes adecuados e informar a la comunidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?