| 11/20/2015 12:05:00 AM

Asia lidera el apetito de fusiones y adquisiciones en Latinoamérica

Las fusiones y adquisiciones crecen a buen ritmo en Latinoamérica pero más lento en Brasil, México y Colombia. Sin embargo, los asiáticos demuestran un gran interés en la región, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por Baker & Mackenzie.

Recientemente el Ministro de Finanzas de Luxemburgo había afirmado que Colombia es el nuevo “tigre de Latinoamérica”. Es razonable, pues el país se está volviendo cada vez más atractivo para fusiones y adquisiciones provenientes del extranjero, sobre todo de Asia.  

Así lo revela el último estudio de fusiones y adquisiciones realizado por Baker & Mackenzie y Merger Market, en donde se destaca el atractivo que empieza a verse en Colombia y Brasil para el mercado extranjero así como las multinacionales que buscan adquirir compañías en Latinoamérica. 

De acuerdo con el estudio realizado por la firma de abogados, durante el tercer trimestre del año,  las mega transacciones (transfronterizas) aumentaron un 10% y superaron los US$375 billones a nivel global impulsadas por los negocios realizados entre Estados Unidos, la Unión Europea y Asia. Mientras que en Latinoamérica, se registraron US$14,9 billones en transacciones. 

Sin embargo, Baker & Mackenzie asegura que el ritmo de crecimiento de las transacciones en Latinoamérica no es homogéneo pues   países como Chile, Argentina y Perú, mantuvieron un buen ritmo de transacciones, mientras que en Brasil, Colombia y México hubo una disminución significativa en el número de negocios realizados.

Es de esperarse que la volatilidad de los precios del petróleo y los ajustes económicos internos, así como la depreciación que han experimentado las tres monedas latinoamericanas, haya impedido la compra de activos durante este año, en México, Brasil y Colombia.

De acuerdo con el socio director de Backer & McKenzie, Jaime Trujillo, “mientras que las depreciaciones e inestabilidad de las divisas continúen en varios países de América Latina, lo más seguro es que las transacciones de fusiones y adquisiciones sean lideradas por fondos de capital privado extranjero y empresas multinacionales hasta finales de 2016”.  

Sin embargo, el estudio también indica que países como Colombia y Brasil, se están volviendo cada vez más atractivos para la inversión extranjera, y esto augura un crecimiento para las transacciones transfronterizas a corto y mediano plazo. Sobre todo gracias a la devaluaciones de la mayoría de divisas latinoamericanas, que se asemejan a un descuento más atractivo en la región.  

En el estudio también se evidencia que los países que han demostrado más apetito por conquistar Latinoamérica, son los asiáticos pues han logrado 11 transacciones exitosas en el tercer trimestre del año y un total de 30 en lo que va de este año. De esta forma se convierten en la región que más ha realizado transacciones transfronterizas con la región.  

En tiempos en que el sector manufacturero “made in China” está dando muestras de declive, el flujo de dinero proveniente del gigante asiático hacia América Latina sigue siendo fuerte y caudaloso.

Y no parece que esto vaya a parar en lo inmediato: al igual que en África o en el este de Asia, donde China tiene importantes inversiones, América Latina le está dando acceso a materias primas necesarias para impulsar su crecimiento. 

Tal vez es por esto que los sectores que impulsan a Latinoamérica son principalmente servicios financieros, producción industrial, energía y minería, y productos farmacéuticos. 

Así le explicó el director ejecutivo del Centro de Comercio Chino-Latinoamericano Joe Chi, a la BBC Mundo: "América Latina es importante para China fundamentalmente por dos razones: por sus recursos naturales y por el posible mercado que se está desarrollando en la región para los productos chinos".  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?