| 11/28/2013 10:00:00 AM

Se afianza negocio entre canadienses

La Asamblea de Petrominerales aprobó la venta de la petrolera canadiense a Pacific la cual ha estado en boca del mercado por estos días.

El miércoles se llevó a cabo en Calgary, en Canadá, la Asamblea General de Accionistas de Petrominerales por medio de la cual se aprobó la venta de la compañía a Pacific Rubiales.

Petrominerales también anunció que el 27 de noviembre de 2013 obtuvo la orden final de la Corte Judicial de Queen's Bench de Alberta en la que se aprueba el Arreglo con la empresa que comprará sus activos.

El arreglo incluye la adquisición por parte de Pacific Rubiales de todas las acciones en circulación de Petrominerales. Los Accionistas de Petrominerales recibirán, por cada acción de Petrominerales, una contraprestación en efectivo de 11,00 dólares canadienses y una acción ordinaria de Alvopetro.

La resolución especial que aprueba el arreglo, fue aprobada en la Asamblea con el 93,46% de los votos de los accionistas de Petrominerales.

Adicionalmente, 89,95% de los votos de los accionistas fueron a favor de la resolución que aprueba el plan de opciones sobre acciones de Alvopetro.

El plazo para la revisión bajo la Ley de Inversiones de Canadá, ICA, ha sido ampliado hasta el 22 de diciembre de 2013. La ampliación de los plazos para efectuar revisiones, es común. Generalmente, la ICA establece un plazo inicial de 45 días para que la revisión se surta, el cual puede ser ampliado por 30 días adicionales.

Pacific Rubiales manifestó que no tiene conocimiento que pudiese existir alguna razón por la cual el arreglo no vaya a ser aprobado según la ICA dentro del periodo de revisión ampliado, y espera que el cierre del arreglo ocurra pronto luego de la obtención de dicha aprobación. Según la canadiense no se requieren aprobaciones regulatorias adicionales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?