| 6/6/2015 5:00:00 AM

Aguas residuales se convierten en opción ecológica

La Unión Europea se ha percatado de una amenaza que existe en el mundo desde hace varias décadas y decidió invertir millones de euros para combatir la escasez agua.

Investigaciones de organizaciones como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, dedicadas al recurso hídrico a nivel mundial, evidencian el inminente riesgo que tiene el mundo de quedarse sin agua como consecuencia de procesos industriales, crecimiento poblacional, malas prácticas agrícolas y mal uso del recurso.

Según el Instituto Mundial de Recursos (World Resources Institute) los países con mayor estrés hídrico se concentran en el medio oriente, en la zona mediterránea, Japón, Indonesia, Filipinas, Australia… y en Latinoamérica México, Perú y Chile. Sin embargo, Europa es un continente en donde 10 países de la región también padecen inconvenientes de la escasez de agua, tal como se puede ver en el mapa.



Fuente: Empresa de servicios públicos Agualia

Por tal motivo, la organización Life+ WaterReuse junto con la Unión Europea decidieron aunar esfuerzos y desarrollar un proyecto que tiene un costo de 1,68 millones de euros para reutilizar las aguas residuales producidas por la industria, la agricultura y hasta el consumo humano.

Hasta el momento se ha logrado utilizar estas aguas en proyectos de energías renovables, cuyos resultados se prevé que logren hasta un 95% de reutilización del agua tratada mediante la eliminación del 100% de los sólidos que pudiera contener y la drástica reducción de los contaminantes orgánicos disueltos, "lo cual es un gran avance para la industria”.

“Del montante total del presupuesto, más de 800.000 euros llegan a Murcia directamente desde la Unión Europes a modo de ayuda para realizar el proyecto, "todo ello con el objetivo de desarrollar los niveles de producción industrial paralelamente a la mejora de la gestión hídrica y la reducción de la huella de carbono".

Así pues, esta iniciativa tecnológica desarrollada en una planta piloto, la cual será construida en las instalaciones de la empresa MUGASA, que participa como coordinadora del proyecto, propone una combinación de tecnologías consideradas como mejores técnicas disponibles por la UE, aplicadas al tratamiento de aguas residuales y difíciles de tratar, cuya finalidad es dejar el agua en condiciones de ser reutilizada en fábrica.

Para el doctor Miguel Ayuso, investigador del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y Alimentación (CTC), responsable de comunicación del proyecto, "hasta ahora, las valoraciones del proyecto están siendo muy positivas, ya que la reutilización de aguas residuales regeneradas reduce la demanda de agua potable y descarga de efluentes industriales contaminados al medio ambiente, calificando los resultados como muy valiosos para los sectores químico y agroalimentario".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?