| 7/28/2017 12:01:00 AM

Adriana González, la CEO que le demuestra a las empresarias que sí se puede

Adriana González es la CEO de Mercer desde hace un par de meses y se ha encargado, durante su recorrido por la empresa de talento humano, de demostrar que las mujeres pueden obtener cargos altos y que es algo necesario para sus organizaciones.

Adriana González nació en Cali y fue la primera de su familia en salir del hogar y de su ciudad natal para hacer una vida. Al terminar el bachillerato se mudó a Bogotá para estudiar su carrera y se quedó trabajando en una empresa de tecnología, a la que renunció para cumplir el sueño de estudiar en otro país.

“En el colegio mi papá decía que las rutas escolares pasaban muy temprano entonces él nos llevaba todos los días al colegio, luego llegué aquí a una ciudad a aprender a tomar el bus que me llevara hasta el centro que es todo un proceso de aprendizaje grandísimo”, recuerda Adriana.

Al llegar de Alemania de estudiar una especialización en Economía Internacional, Mercer le ofreció a Adriana la oportunidad de entrar al mundo de los recursos humanos y ella aceptó.

Lea también: La joven mujer que busca revolucionar el mundo de los taxistas

“Eso fue hace nueve años y la verdad es que mi carrera ahí ha sido bastante variada”, explica Adriana quien empezó como consultora financiera, al año era directora de operación para Centroamérica, cargo que mantuvo durante cerca de dos años para viajar a Perú a abrir la oficina de ese país y luego de tres años regresó a Colombia para dirigir la consultoría para toda Latinoamérica menos Brasil y México. De allí pasó a ser la CEO de la empresa.

Adriana tiene claro que los activos también tienen que ver con la gente, con la posibilidad de aprovechar y potenciar las habilidades de los trabajadores en cada organización, de modo que le añadan valor a las mismas.

“Dicen en economía, cuando empezaron a hablar tanto de robotización y demás, que va a llegar un momento en el que haya tantas máquinas que no se sabe quién va a consumir y eso no es parte de un proceso económico sano”, destaca Adriana.

Y en ese sentido la CEO de Mercer advierte que aunque América Latina es una de las regiones que más ha avanzado en equidad laboral de género, “no en todos los países o en todas las compañías la situación de la mujer está igual”.

“Cuando vas a ver el número de mujeres en juntas directivas te sorprendes, son por debajo del 20%, y cuando ves su nivel salarial pues te asustas más”, añade Adriana y explica que en ese momento decidió añadir a sus conversaciones un “discurso informado” sobre lo que le falta aún al mundo corporativo para incluir realmente a la mujer.

Puede interesarle: Nueva línea de crédito para micro y pequeñas empresas de confección

“No es solo un tema de feminismo sino de productividad y de crecimiento, empezando porque hoy nacen más mujeres que hombres y entonces cada vez la fuerza laboral tendrá más mujeres y además ahora se preparan más”, dice la CEO de Mercer.

Otra razón importante para contar con mujeres en cargos directivos o gerenciales es que entre el 67% y el 70% de las decisiones de compra en los hogares las toman las mujeres, así que para las empresas de bienes y servicios es importante contar con la opinión de sus trabajadoras.

Además señala que “cuando uno habla de negocios, no solamente habla de tenerlas en cargos directivos sino de cómo las desarrollo, los beneficios que debo tener en cuenta, los temas de salud para tenerlas ahí, los temas que tengo que tener en cuenta para que los hombres también puedan apoyar el desarrollo de las mujeres porque sino esto se vuelve un tema únicamente de mujeres”.

Un ejemplo de medidas que incluyen al hombre en el desarrollo profesional de las mujeres es la licencia de paternidad, una herramienta que busca la inclusión de los hombres en el proceso de crianza de los hijos y su involucramiento en las tareas del hogar que históricamente se le han asignado a las mujeres.

“También que las organizaciones no sientan que las mujeres llegan hasta cierto límite y no pueden seguir porque son mamás porque finalmente ahí viene un potencial muy grande pero hay que darles su espacio para que logren su periodo de ser mamás pero acompañarlas para no perder ese talento hacia futuro y eso es súper importante”, agrega Adriana.

Para la CEO de Mercer, es claro además que faltan experiencias por vivir y que tanto hombres como mujeres debemos aprovechar cada oportunidad para crecer profesional y personalmente “cada experiencia que uno tiene le va cambiando el camino, le pone un nuevo camino o un punto en el que tienes que tomar decisiones y o escoges o renuncias”, concluye Adriana.

Recomendado: Fondo Emprender del Sena presenta nuevas convocatorias para apoyar 423 ideas de negocio

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?