| 3/5/2014 7:00:00 AM

2013 fue un buen año para Adidas

El productor de artículos deportivos Adidas subió en 2013 el beneficio neto un 50,7 %, hasta 790 millones de euros, pese a la fortaleza del euro.

Adidas informó este miércoles que la ganancia operativa mejoró en el mismo periodo un 30,6 %, hasta 1.202 millones de euros, frente a las cifras de 2012.

Asimismo el volumen de negocios se redujo en 2013 un 2,6 %, hasta 14.492 millones de euros.

Adidas tuvo que hacer frente el pasado ejercicio a los efectos negativos del tipo de cambio, la debilidad de las ventas en el negocio de golf, problemas en Rusia y la baja demanda en el sur de Europa, en Italia y España.

Sin los efectos negativos de la fortaleza del euro, la facturación de Adidas hubiera subido el año pasado un 3 %.

La facturación se redujo en Europa occidental un 7 %, en los países europeos emergentes un 3 %, y en Norteamérica un 1 %, pero subió en China un 6 %.

Las ventas se incrementaron el año pasado un 6 % en Latinoamérica, hasta 1.575 millones de euros, sobre todo en Argentina, Colombia y México.

Sin los efectos negativos del tipo de cambio del euro, la facturación hubiera subido en Latinoamérica un 19 %.

La compañía alemana, que es socio oficial de la FIFA, apuesta por que este año el Mundial de Fútbol en Brasil aporte impulsos de ventas y permita lograr una facturación récord en botas de fútbol y camisetas.

El comité ejecutivo del segundo productor de artículos deportivos del mundo propondrá el pago de un dividendo por acción de 1,50 euros, frente a los 1,35 euros repartidos el año pasado.

En la bolsa de Fráncfort, las acciones de Adidas, que cotizan en el índice DAX 30, caían hoy un 0,6 %, hasta 82,87 euros, en los primeros compases de la negociación.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?