| 6/26/2016 12:01:00 AM

6 características de las empresas que triunfarán en el futuro

El futuro es imposible de conocer, pero hay tendencias y manifestaciones que permiten desarrollar escenarios y construir planes que en el mañana también resulten exitosos.

Pensar en el porvenir es tan importante como pensar en el presente. En la Era de la Disrupción, cualquier cosa es posible, entonces ¿Cuáles serán las características organizacionales de las empresas que triunfarán en el futuro?. Aquí algunos insights para comprender las empresas que serán “a prueba de futuro” o future proof.

La propuesta de organizaciones a prueba de futuro se refiere al modelo organizacional que a pesar del paso del tiempo, sigue generando valor en un mañana lejano y que determina cómo algunas organizaciones serán exitosas independientemente de las nuevas o adversas condiciones. La generación protagonista del futuro cercano será la iGen, una generación más humanista, con amplia afinidad con modelos sociales y económicos idealistas, promotores de conductas moralistas, con gran apego a doctrinas, muy comprometidas con el legado de la cultura verde y que solo se involucrarán en lo que considerarán correcto. Ellos serán los protagonistas y constructores de ese futuro.

1. El planeta es un santuario.

Las organizaciones a prueba de futuro trabajarán obsesivamente para defender el medio ambiente y censurarán las actitudes y comportamientos que pongan en riesgo la naturaleza. Serán empresas “activistas”. Venderán productos y servicios de larga vida útil y alardearán de la durabilidad de sus productos. Serán organizaciones que promocionarán el Impacto Positivo Neto y promoverán hábitos de consumo razonables en todos los actores de la cadena de valor, incluidos los clientes y los clientes de sus clientes. Se obsesionarán por reducir la probabilidad de obsolescencia y promoverán ampliamente el reciclaje y la reutilización.

2. Oferta de alta conveniencia.

Los productos con un diseño más funcional, mejor aspecto y que acumulen gran valor emocional tenderán a ser retenidos más tiempo, por lo tanto serán más convenientes para todos. Las compañías animarán a los clientes a comprar inteligentemente usando como estrategia la creación de productos que deleiten, sean convenientes y atemporales. Bienvenido lo bueno, adecuado y útil no solo para el cliente sino para todos. Se experimentarán productos y servicios ricos en hibridación y combinatorias nunca antes vistas.

3. Economía de la cooperación.

Los futuros empresarios preferirán los negocios ricos en colaboración. Serán más populares los Ecosistemas de Negocios diseñados para colaborar intensamente con muchos actores. El valor y la riqueza serán compartidos por las partes intervinientes acorde a la contribución en la generación de valor. Las empresas nacerán grandes gracias a las capacidades de construir importantes comunidades y enormes colaboraciones por medio de la tecnología. Será la gran revolución del cooperativismo empresarial. Los Ecosistemas de Negocios serán la principal fuente de realización personal de los cooperadores.

4. Cultura a prueba de todo.

Las organizaciones no se pensarán desde “canvas” y menos desde planes de negocio, sino desde utopías organizacionales creadoras de una cultura flexible, adaptable, innovadora, resiliente, apta para la constante reinvención y que con suficiencia pueda soportar los retos más desconocidos e inesperados (cockroach spirit). Esa cultura “todo lo puede”, será el activo más importante de la organización y determinará la agilidad y eficiencia necesaria, las formas de colaboración y la toma de decisiones. Serán culturas ricas en psicología positiva, actitudes, creencias y valores orientados a la innovación que rechazan la burocracia, el status quo y la mediocridad. Serán ambientes psicológicos honestos, llenos de amor por el cliente y su entera satisfacción. Serán organizaciones que renuncian al individualismo para dar paso al beneficio de la colectividad.

5. Liderando entre utopías.

Liderazgo espontáneo y no por organigrama. Los seguidores elegirán a sus líderes. El modelo de obediencia se basará en reconocer a alguien como líder por su conocimiento, ejemplo, maestría, experiencia y valores. Los líderes serán proveedores de confianza, credibilidad y moralidad. Exigirán comportamientos de alto rendimiento entre los equipos. Buscarán la ampliación de la conciencia de la organización. Buscarán crecer y ayudar a otros a crecer. Buscarán mantener el ritmo de los más rápidos. Su modelo de gestión será fundamentalmente profiláctico.

6. Red de compromisos.

Los organigramas son símbolos de poder. En los Ecosistemas de Negocios el poder y autoridad lo tienen todos. Se coopera a través de grupos pequeños y funcionales de colaboradores bajo una función o misión específica. Los grupos se crean por iniciativa propia, serán autogestionados y cambiarán según las necesidades y retos. La red se diseñará para dar la máxima rienda al potencial de las personas, maximizar la comunicación y las conversaciones de valor. El flujo de la red son los compromisos. Cada equipo e individuo sabrá claramente lo que tiene que hacer.

Las empresas deben evitar ser sorprendidas por el futuro y reconocer que el cambio está llegando y rápido. Es una responsabilidad de los líderes pensar en el invierno que se acerca, especialmente cuando el resto está distraído tomando el sol. Prepararse para el futuro es reducir al mínimo los efectos negativos debido a la próxima modernidad. Para construir empresas future proof se requiere competir desde un modelo filosófico que promueva una cultura apasionante, en la que coopere el mejor talento para brindar productos y/o servicios altamente innovadores, que generen riqueza y valor extraordinario para todo el Ecosistema de Negocios.

Por: Oliverio González

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?