| 7/19/2016 12:01:00 AM

Emprendedores suizos producen chocolate orgánico con cacao 100% colombiano

Una pareja de emprendedores suizos le apuestan a la producción de chocolate orgánico con cacao 100% nacional.

Equiori es la empresa de dos emprendedores suizos que le apostaron a la producción del chocolate orgánico con cacao 100% colombiano.

Dorothée Perlwitz, gerente general de Equiori aseguró que los suizos nacieron con un legado de chocolate, “comemos y producimos chocolate, los suizos compran el cacao afuera y luego lo procesan, eso es lo que sabemos hacer nosotros, chocolate netamente puro”.

Perlwitz, que nació en Ginebra pero que hace unos años vive en Bogotá afirmó que el cacao colombiano no tiene mucho reconocimiento a nivel mundial como el café, es una planta que no se ha explorado en su totalidad. Sin embargo, esta suiza en su afinidad con el grano y con la idea de producir chocolate en el origen crea Equiori.

Equiori: equidad y origen, una empresa constituida desde hace tres años en Bogotá que hasta la fecha ha producido 2‘050.000 kilogramos de productos achocolatados, con un promedio de adquisición mensual de 500 kilogramos de cacao, a la fecha ha comprado 3.000 kilogramos de grano. En el 2015 hizo su primera exportación a España, Alemania y Suiza. La compañía de productos orgánicos trabaja con el objetivo de producir con grano 100% nacional sin intermediarios.

Dorothée, una suiza fascinada con la diversidad, agricultura y la gente trabajadora del país, inició su proyecto de emprendimiento con un estudio de mercado y un plan de negocios del cual concluyó que el porcentaje de consumidores de chocolate es amplio, cifra que va en aumento. El problema radica es que en Colombia no consumen chocolate de calidad, agregó.

La gerente explicó que las grandes compañías productoras de chocolate se han encargado de reemplazar el cacao por grasa, leche y azúcar, lo que ha deteriorado el verdadero significado de lo que es comer chocolate.

Lo más costoso de producir en chocolate es el grano de cacao, por lo tanto al sustituirlo por otros ingredientes hace que este sea mucho más barato, además de degradar la calidad de la semilla, puesto que estas grandes firmas compran todo tipo de grano generando en los cacaoteros el conformismo y no buscar la calidad en su producción.

¿En dónde compran el cacao?

Equiori compra el cacao directamente con cacaoteros de la Comunidad de la Paz en San José de Apartadó, Antioquia, una cooperativa local colombiana certificada que reúne a pequeños campesinos. Esta comunidad ha logrado mejores ingresos para los productores al eliminar intermediarios y ofrecer un mejor precio para el cacao.  

Dorothée explicó que durante estos tres años de constituida la empresa, solo han comprado cacao a esta cooperativa…“Solo hemos adquirido cacao con la Comunidad de la Paz en San José de Apartadó, Antioquia. Creemos que es la oportunidad para apoyar, invertir y generar que la calidad del cacao mejore, les enseñamos y los capacitamos, así obtenemos grano de calidad”.

¿Dónde venden los productos orgánicos?

El mercado saludable está en constante crecimiento, es una comunidad que ha llegado con más fuerza en los últimos tres años a Bogotá, eso nos ha beneficiado, a pesar de que es un mercado para un determinado grupo social por su precio, puesto que son productos netamente naturales.  

La presentación del chocolate de Equiori está diseñada en pequeñas porciones personales diarias, Dorothée aseguró que esta es una campaña en pro de generar conciencia a la hora del consumo de chocolate, Colombia es un país que vende paquetes de grandes cantidades en gramos lo que aumenta el consumo de carbohidratos y obesidad.

"Equiori es una empresa que produce solo chocolate orgánico, estamos presentes en tiendas orgánicas, restaurantes vegetarianos. Actualmente estamos hablando con Locatel para tener una distribución directa", agregó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?